fomentar autonomía de nuestros hijos según Montessori
Las Claves para Fomentar la Autonomía de tus hijos siguiendo los principios de la Dra. Montessori

FECHA

Estamos en un momento de grandes cambios y evolución en relación a la crianza y educación de nuestros hijos. Cada vez están cogiendo más fuerza las «nuevas» pedagogías educativas en las que los papás y las mamás pasamos a un segundo plano y es el niño quien toma el mando, marcando el ritmo de sus aprendizajes y su desarrollo.

Me gusta decir «nuevas» entre comillas porque aunque sea ahora cuando más se está escuchando hablar de ellas y mucha gente las tache de «moda pasajera», la mayoría tienen muchos más años de los que nos podemos imaginar.

Hoy me gustaría hablar de una de las pedagogías que más fuerza ha ido cogiendo en los últimos tiempos, el método Montessori y de cómo podemos fomentar la autonomía de nuestros hijos siguiendo unos principios básicos que nos dejó la creadora de esta pedagogía educativa. ¡Empecemos por el principio!

La Esencia del método Montessori

Más que una pedagogía, podríamos decir que Montessori es una filosofía de vida basada en los pilares básicos del respeto y la paz. Por este motivo, si te interesa incorporar las ideas de María Montessori en tu familia, creo que es necesario que tengas algunos conocimientos básicos sobre su filosofía del desarrollo del niño.

María Montessori dedicó gran parte de su vida a estudiar a la infancia a través de las observaciones de niños de forma directa. De esta manera, consiguió identificar lo que ella misma denominó como «Las Características Universales de la Infancia».

Características comunes en todos los niños con independencia de dónde hubiese nacido, su carácter o cómo estaba siendo educado, daba igual, siempre se repetían los mismos patrones.

Más adelante comenzó a actuar como intérprete para los niños de todo el mundo, aconsejando y asesorando a los adultos para que cambiasen la perspectiva y tuviesen un enfoque distinto tanto con ellos mismos como con el periodo de la infancia por el que pasaban los niños.

Básicamente su intención era que la gente entendiese que los niños eran solo eso, niños. Y esta etapas de su desarrollo, una entidad en sí misma, no una preparación para la edad adulta.

Además me gustaría puntualizar que las ideas y enseñanzas de María Montessori han superado la prueba del tiempo, siendo incluso avaladas por investigaciones científicas recientes, por lo que me parece admirable la capacidad de análisis e intuición que tuvo esta mujer. En mi humilde opinión, fruto de su buena observación, buen trabajo y poca intromisión en el hacer de los niños.

Características Universales de la Infancia según María Montessori

  1. Todos los niños pasan por diversas etapas de desarrollo.

  2. Todos los niños tienen una mente absorbente.

  3. Todos los niños pasan por periodos sensibles.

  4. Todos los niños quieren aprender.

  5. Todos los niños aprenden por medio del juego.

  6. Todos los niños quieren ser independientes.

Y en este último punto es en el que vamos a centrarnos en el post de hoy, para daros un poco de luz sobre una de las preguntas más comunes en las asesorías familiares y en el día a día de las redes sociales, trucos o consejos para acompañar correctamente a vuestros hijos y fomentar su independencia, seguridad y autoestima.

¿Es importante la autonomía para los niños?

Tenemos que partir de la base de que la independencia forma parte del ser humano desde el momento en el que nacemos. Es cierto que durante unos meses, más o menos los nueve primeros, el bebé se siente como una prolongación del cuerpo de su madre.

Quizá el hecho de estar en el vientre de la madre y nacer de forma «prematura» por culpa de la bipedestación, ha hecho que seamos dependientes durante un tiempo, pero los bebés pronto descubren que son seres diferentes e independientes.

Si tu intención es ayudar a tu hijo en este proceso, la mejor forma es mostrarle las habilidades que necesita para que consiga realizar las diferentes actividades y tareas de nuestro día a día de forma satisfactoria.

Es habitual que muchos papás, mamás y personas en contacto con la infancia -sin duda con la mejor de las intenciones- ayuden a los pequeños de forma excesiva y equivocada. 

También es cierto que el ritmo de vida tan ajetreado que llevamos y la falta de tiempo, no favorece mucho a la hora de poder pararnos a esperar con paciencia mientras nuestro hijo lucha por abrocharse los botones del abrigo o atarse los cordones de los zapatos antes de salir de casa por las mañanas para ir al cole. ¿Qué ocurre normalmente ante esta situación? Que acabamos haciéndolo nosotros por ellos -sin que los niños nos hayan pedido ayuda-.

Con estas acciones, sin darnos cuenta, estamos obstaculizando el desarrollo natural del niño, impidiendo que lleve a cabo las actividades que le enseñan sobre el mundo, les ayudan a ganar seguridad y confianza en sí mismo y lo más peligroso de todo, haciendo de nuestros hijos personas dependientes.

Beneficios de trabajar la autonomía para los niños

Desde muy temprana edad los niños observan cómo sus adultos de referencia llevan a cabo actividades cotidianas, generando en ellos un intenso deseo de imitarnos y aprender de nosotros, siendo esta su forma de adaptarse al mundo que les rodea.

Sin embargo, a diferencia de los adultos, el llevar a cabo estas tareas cotidianas para el niño es cuestión de desarrollo y y absorción, interesándose más por el proceso que por el resultado final.

Estas tipo de actividades cubren sus necesidades de independencia, desarrollando habilidades motrices y de coordinación, a la vez que enriquecen su vocabulario. Al ser capaces de completar satisfactoriamente cosas que parecen ser útiles para la familia, se sienten un miembro valioso del grupo, ayudando a fortalecer su autoestima.

Por todo eso, implicar a los niños en las actividades de la vida diaria en el hogar es una parte de vital importancia del papel de los padres, aunque es cierto que es importante tener en cuenta una serie de recomendaciones que te dejo a continuación.

Recomendaciones a la hora de fomentar la autonomía de tu hijo

  • Ofrécele herramientas reales de tamaño adecuado. Si le das herramientas de juguete pronto se dará cuenta de que no puede llevar a cabo las tareas y las dejará abandonadas.
  • Cuando le enseñes algo hazlo lentamente, sin prisas, todo aprendizaje requiere de tiempo para poder ser interiorizado totalmente.
  • Repite la actividad todas las veces que sean necesarias para asegurarte de que tu hijo ha captado el sentido de la tarea.
  • Si es necesario -solo si es necesario- guíale durante toda la actividad asegurándote de que comprende cada paso antes de pasar al siguiente.
  • Deja que repita la actividad tantas veces como quiera y necesite, recuerda que así es como aprenden.
  • Respeta su concentración. Obsérvalo en silencio, no intervengas ni interrumpas si no es totalmente necesario, no necesita una voz adulta de fondo dándole indicaciones todo el tiempo.
  • Déjale comer solo. Desde el momento en el que son capaces de sentarse manteniendo la espalda recta también son capaces de manipular alimentos y llevárselos a la boca sin ayuda de un adulto. ¡Haz la prueba!
  • A partir de los dos añitos pueden empezar a vestirse y desvestirse solos con prendas sencillas. Es muy recomendable que si tenemos la posibilidad, adaptemos los armarios y muebles de su habitación para que sean ellos mismos quienes puedan elegir entre varias prendas cómo se van a vestir.

Es muy importante que respetemos la independencia de nuestros hijos. Conseguir realizar nuevas tareas por sí mismos les motiva a querer seguir aprendiendo habilidades, probar y superar nuevos retos.

Esta motivación es la gran oportunidad que tenemos que aprovechar los padres para fomentar su autonomía, siempre dentro de unos límites para no poner en riesgo su seguridad.

Habrá ocasiones en las que no podamos dejarles hacer lo que quieren, pero con una buena comunicación y argumentando nuestras razones, podremos redirigir la situación y ofrecerle otras alternativas que les puedan resultar interesantes, permitiéndoles elegir entre varias opciones, el poder tomar sus propias decisiones también les aportará seguridad y confianza.

Me gustaría finalizar con algo que es fundamental y sin que todo lo demás no tiene ningún sentido. Debemos trabajar para conseguir cambiar la mirada hacia nuestros pequeños, empezar a verles como los seres humanos independientes y capaces que son, desde mucho antes de lo que nosotros nos imaginamos.

– Confía en las capacidades de tu hijo –

Si necesitas orientación y ayuda en este tema, tienes a tu disposición las asesorías familiares, en las que nos adaptamos a tu caso concreto y buscamos soluciones a los retos que tengas de una forma respetuosa tanto para ti como para tu familia.

Puedes escribirme a info@educarencalma.com explicándome brevemente tu situación o pedir una sesión de valoración gratuita a través del siguiente enlace.

Hasta aquí el artículo de hoy, espero que te resulte útil, te ayude a comprender por qué es tan importante fomentar la independencia de nuestros hijos y las pequeñas recomendaciones te sirvan de guía para empezar a implementarlas en tu familia.

¿Qué te ha parecido? ¿Añadirías alguna recomendación? Te animo a compartir con la comunidad esos trucos y consejos que te han servido a la hora de fomentar la autonomía de tus hijos.

Un abrazo y gracias por estar aquí,

Photo by Michael Cox on Unsplash

¿Aún no estás inscrita al boletín semanal de Educar en Calma? ¡No te lo pienses más! Cada semana comparto contenido exclusivo y ofertas especiales para ayudarte en la crianza de tus hijos/as y mejorar la conexión de todos los miembros de la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *