Cómo viajar con tu peque con seguridad

FECHA

Viajar en coche con pequeños es un tema que nos preocupa y con razón. Sobre todo si queremos viajar proporcionándoles la seguridad que necesitan teniendo en cuenta la edad y la estructura corporal que tienen. Y es que no es lo mismo viajar en sentido de la marcha que viajar del revés. 

En este artículo, vamos a sumergirnos en la importancia de viajar a contramarcha, una práctica que va más allá de las simples normativas de tráfico. Prepárete para descubrir datos impactantes, entender los beneficios y, lo más importante, tomar decisiones informadas que aseguren un viaje seguro para tus pequeños.

La Realidad de los Accidentes de Tráfico: Más que Estadísticas

En primer lugar, enfrentemos la realidad de los accidentes automovilísticos. Las estadísticas son más que números; representan vidas y familias afectadas. 

De acuerdo con datos de la DGT, el 25% de los niños fallecidos en accidentes de tráfico no utilizaba sistemas de retención adecuados (bien porque no se adecuaba a su edad, peso y tamaño; bien porque los sistemas de retención infantil (SRI) no estaban correctamente anclados al vehículo); o bien, porque los niños no iban abrochados en sus dispositivos. 

Este dato nos obliga a reflexionar sobre cómo podemos cambiar estas cifras y proteger a nuestros pequeños.

Siempre hay mucha controversia sobre si los niños deben viajar a contramarcha sólo cuando son muy bebés, la posición en la que viajan y la «prisa» por sentarlos a favor de la marcha. La realidad es que es mucho más seguro viajar a contramarcha para los pequeños y que en caso de colisión, las consecuencias no tienen nada que ver. 

El Poder de Viajar a Contramarcha: Más Allá de la Normativa

  • 40 años de adelanto para aprender de Suecia: Un informe del Consejo Europeo de Seguridad de Transporte (ETSC) destaca que Suecia tiene el número más bajo de mortalidad infantil en tráfico de 0 a 14 años en comparación a otros países de la Unión Europea y Erill recalca: «La probabilidad de sufrir lesiones graves en un accidente de coche se reduce hasta un 90 % si los niños van sujetos con sistemas de retención infantil a contramarcha».

    Este dato no solo habla de números, sino de la efectividad de esta práctica en la prevención de lesiones. Pensemos que cuando viajan a favor de la marcha, es todo el cuerpo el que se mueve en sentido hacia el cinturón y muchos sufren latigazos cervicales e incluso decapitaciones internas.

  • Efectividad y protección atendiendo a su cuerpo: Viajar a contramarcha ofrece un soporte óptimo para la cabeza, el cuello y la columna vertebral del niño en caso de frenazos bruscos o impactos. Esto es especialmente crucial durante los primeros años de vida, cuando estas áreas aún están en desarrollo.
  • Protección Integral: La dirección opuesta al movimiento reduce significativamente la fuerza ejercida sobre el cuerpo del niño en caso de colisión. Esto se traduce en una mayor protección para áreas críticas como la cabeza y el cuello, minimizando el riesgo de lesiones graves.

Beneficios a Largo Plazo: Desarrollo y Comodidad

Soy consciente de que para muchas familias es importante que los niños viajen cómodos y os puedo asegurar que viajar a contramarcha es cómodo para los niños y seguro, muy seguro. No tengáis prisa por cambiarles la silla. De hecho, viajar a contramarcha tiene muchos beneficios, entre los que destaca:

  • Desarrollo Espacial: Viajar a contramarcha facilita un desarrollo espacial más saludable para el niño. La posición extendida de las piernas y el apoyo adecuado para la columna vertebral contribuyen a un crecimiento físico óptimo.
  • Comodidad y Bienestar: La comodidad es un factor crucial para un viaje agradable. Los sistemas de retención a contramarcha ofrecen una experiencia más cómoda para los niños, permitiéndoles disfrutar del viaje sin sentirse restringidos.
  • Menor Estrés para los Padres: La seguridad de los hijos es una preocupación constante para los padres. Viajar a contramarcha proporciona una tranquilidad adicional, permitiendo a los padres concentrarse en la carretera y disfrutar del viaje sin preocupaciones constantes. Piensa que es habitual necesitar el apoyo visual para comprobar que nuestros hijos están bien y eso se consigue gracias a espejos que se colocan y permiten, en ambas direcciones, que podamos vernos y estar tranquilos

 Una Decisión Consciente para el Futuro de Nuestros Hijos

La decisión de viajar a contramarcha va más allá de cumplir con la normativa. Es una elección consciente que impacta directamente en la seguridad y el bienestar de nuestros hijos. Algunas consideraciones adicionales incluyen:

  • Normativas Europeas: En muchos países europeos, la normativa exige que los niños viajen a contramarcha al menos hasta los 4 años. Cumplir con estas normativas es un paso importante hacia la seguridad infantil.
  • Sillas Homologadas: La elección de sillas homologadas y sistemas de retención infantil de calidad es esencial. Asegúrense de seleccionar productos que cumplan con las normativas de seguridad y que sean adecuados para la edad y tamaño de su hijo. Para mi las tiendas especializadas en seguridad infantil e infancia son una gran tranquilidad. My Little Babies, situada en Alicante con página web en la que podáis ver gran cantidad de información y productos de confianza, es para mí un centro de referencia.
  • Educación Continua: Manténganse informados sobre las últimas investigaciones y recomendaciones en seguridad infantil en el automóvil. La educación continua es clave para tomar decisiones informadas y adaptarse a las necesidades cambiantes de sus hijos.

Conclusión: Un Viaje Seguro para Crecer y Explorar

En conclusión, viajar a contramarcha no es solo una moda pasajera; es un medida de seguridad, una expresión de amor y cuidado hacia nuestros pequeños. La investigación respalda de manera contundente los beneficios de esta práctica, y las historias de familias que han experimentado la diferencia son numerosas.

No podré olvidar nunca la historia de Gabriel, el pequeño Vikingo que, en un punto cercano a nuestro antigua casa tuvo un accidente en el que él viajaba en sentido de la marcha mientras que su hermanita muy bebé viajaba a contramarcha. Su hermana no se enteró del impacto y él sufre horribles consecuencias… 

Muchos niños viajan cada día. Unos hacen muchos kilómetros para llegar hasta sus colegios o para ir a ver a sus abuelos. Otros viajan un poco menos pero la realidad es que el coche es nuestro medio de transporte más usado. 

Que viajen seguros es de obligado cumplimiento. Sus vidas están en nuestras manos y protegerlos es nuestra misión. 

Entiendo que haya familias que expliquen que son sillas más caras que las «otras». El nivel de seguridad, durabilidad e investigación no tienen nada que ver. Las pruebas a las que someten a las sillas a contramarcha, el resto de sillas no tiene nada que hacer. 

No es un gasto, es una inversión. Y que no pase nada es lo mejor, pero si pasara algo, no te lo perdonarías. Y lo digo yo que tengo 5 hijos y las sillas, para todos, han sido viajes de tarjeta interesantes en la cuenta bancaria. Ahora bien, es preferible reducir gastos en vacaciones, móviles caros o comidas los sábados y darles a nuestros hijos la seguridad que necesitan viajando protegidos cuando su cuerpo más lo necesita.

**Recordemos que cada viaje es una oportunidad para crear recuerdos, y esos momentos serán más significativos si sabemos que estamos haciendo todo lo posible para proteger a nuestros hijos. ¡Viajemos a contramarcha, crezcamos juntos y hagamos de cada aventura en el automóvil una experiencia segura y memorable para nuestros pequeños exploradores!**

Únete al único Club privado de Educación humanizada y transforma las relaciones en tu familia

El primer paso lo das tú

Comienza aquí con la Educación Humanizada