699-06-88-31
educarencalma@gmail.com

Disciplina Positiva

La Disciplina Positiva es una metodología educativa que se basa en la filosofía de los psiquiatras austriacos Alfred Adler y Rudolf Dreikurs, desarrolladas en el año 20 del pasado siglo XX, aunque sería más tarde, en los años 80, cuando dos mujeres, Jane Nelsen y Lynn Lott, ambas psicólogas y madres de familia numerosa, desarrollarían esta filosofía y la llevarían a miles de hogares y escuelas alrededor del mundo.

Este modelo educativo nos sirve, fundamentalmente, para entender el comportamiento de los niños, acompañándolos en su desarrollo y crecimiento siempre con respeto tanto para el niño, el adulto y la situación.

La Disciplina Positiva implica educar desde la amabilidad y la firmeza.

Es ser amable y firme a la vez

Se basa en el amor, el aliento, la empatía, el entendimiento, la comunicación, la colaboración y el respeto mutuo con el fin de mantener relaciones familiares y en el aula satisfactorias, aportando para los padres y educadores herramientas que nos ayuden a entender qué es lo que está sucediendo por la cabeza de los pequeños.

Una de las cosas más maravillosas que tiene la Disciplina Positiva es que nos ayuda a los adultos a tomar conciencia de la importancia del modelaje y de nuestra influencia en los niños, haciendo que seamos más coherentes con lo que decimos y hacemos, poniendo el foco en muchas actitudes que debemos mejorar y proponiéndonos ser siempre la mejor versión de nosotros mismos.

Además, nos permite valorar la importancia que tienen los sentimientos de los niños y la importancia que tiene para el ser humano sentir la pertenencia y la conexión al grupo social en el que te mueves, ya sea la familia, la escuela, el equipo de fútbol…

Las herramientas que nos ofrece la Disciplina Positiva hacen que podamos gestionar mejor los retos a los que nos enfrentamos en nuestro día a día, viendo el error como una oportunidad maravillosa de aprender, de crecer, de buscar soluciones, de ser responsables, de conocernos mejor a nosotros mismo y a los niños los lleva a descubrir sus destrezas, habilidades, tener auto-disciplina, responsabilidad y una actitud colaboradora.

Adler entendía que aprender y evolucionar como ser humano implicaba tener el valor de ser imperfecto, de asumir que podemos mejorar en nuestro camino.

¿Cuáles son los principios de la Disciplina Positiva? 

Hay cinco criterios que son básicos para saber si lo que hacemos es Disciplina Positiva o no

  1. Es amable y firme a la vez, lo que significa que es respetuosa y motivadora para ambas partes.
  2. Promueve la conexión y la pertenencia, lo que hace que los niños se sientan tenidos en cuenta, miembros de su comunidad e importantes.
  3. Es eficaz a largo plazo. Las técnicas a corto plazo funcionan, sí, pero no son respetuosas para los niños porque no respetan la dignidad de los niños.
  4. Enseña habilidades sociales y de la vida: el respeto, el interés por los demás, la participación, la colaboración, las habilidades para resolver problemas, la colaboración, la empatía… estas competencias no se aprenden de un día para otro, necesitamos practicar cada día, como cuando acudimos a un gimnasio. Así que el error es una oportunidad maravillosa de aprender y crecer.
  5. Invita a los niños a descubrir sus capacidades porque pone como valor todas las fortalezas individuales que tiene a través del aliento y confiando en ellos.

Así que ahora te invito a reflexionar:

¿Qué es lo que pretendes conseguir con tu hijo? ¿Cómo te lo imaginas dentro de 25 años? ¿Qué habilidades de la vida has trabajado hoy con él?

Descarga nuestra infografía

Lo importante no es ganar a los niños sino ganárselos,

para ello el adulto debe invertir tiempo en motivar y enseñar

competencias esenciales para la vida

Dreikurs

Consejos para empezar con Disciplina Positiva

  • Deja los castigos a un lado y busca soluciones. Piensa que los castigos, como otros métodos punitivos, funcionan a corto plazo, pero ¿qué le estás enseñando a tu hijo? ¿qué habilidades a largo plazo estás trabajando? Aún recuerdo la anécdota de mi hijo mediano el día que le castigaron en el colegio por saltar desde un banco y mi mayor, ante mi pregunta de “¿y qué has aprendido con esto?”, contestó “a que tiene que saltar cuando ninguna profe esté mirando”
  • Piensa en el largo plazo y en la cantidad de oportunidades que tenemos para trabajar y modelar esas características que nos gustan en nuestros hijos: paciencia, asertividad, respeto, trabajo… Debemos modelar con nuestro ejemplo y permitirles que practiquen. Y la practica conlleva errores, imperfecciones.
  • La dignidad y el respeto deben estar por encima de todo, en ambos lados. Pero también debemos tener presente que, en muchas ocasiones, los niños no hacen cosas porque no saben, no quieren o no pueden… y sin embargo, ¡es cuando más nos necesitan! Como dice el refrán “quiéreme cuando menos lo merezca porque será cuando más lo necesite”
  • Cada niño, como cada persona, es único, diferente y maravilloso. Las herramientas hay que trabajarlas siendo flexibles.
  • ¿Has probado a escuchar las soluciones a los problemas que dan tus hijos o alumnos? Dejando que participen valoran la cooperación, la escucha activa, a la vez que trabajan sus fortalezas y su conocimiento propio.
  • Conecta con ellos. Tus hijos o tus alumnos no quieren retarte. Intenta averiguar qué es lo que hay bajo ese comportamiento, porque solo es la punta del iceberg.

Disciplina Positiva

GRUPO CERRADO

Si estás interesado en nuevas ediciones, por favor, inscríbete y te mantendremos informado de nuevas convocatorias

Quiero estar informado

Este taller es para ti si:

  • Tu hijo/a tiene rabietas y no sabes cómo gestionarlas de manera respetuosa con él/ella y contigo.
  • No sabes cómo funciona el cerebro (el tuyo y el suyo) y a menudo te cuesta entender por qué hace las cosas que hace
  • Quieres aprender una metodología de crianza y educación respetuosa y afectiva
  • Quieres aprender a acompañar a tus hijos desde el respeto, pero con límites adecuados a su edad y a vuestras circunstancias
  • Has escuchado cosas sobre la Disciplina Positiva y quieres llevarla a tu hogar

Este taller no es para ti si

 

  • Lo que deseas es que tus hijos hagan lo que tú dices sin protestar
  • Quieres solucionar tus problemas de convivencia sin pasar por la reflexión personal
  • Buscas solucionar tus problemas familiares de forma rápida
  • Quieres un listado de herramientas para situaciones concretas
  • Crees que los niños no tienen nada que decir en tu casa

 

¿Quieres conocer más sobre la Disciplina Positiva?

Descubre nuestros talleres

Talleres Presenciales

Talleres online

Charlas y ponencias

Estoy especializada en los seis primeros años y en Disciplina Positiva.

Me encanta el contacto con las familias y el clima que se crea en las charlas y conferencias que doy.

Intento que sean interactivas y que todos participen.

Entre mis temas favoritos están la llegada de un hermano, celos, límites, sexualidad y pater/maternidad, rabietas…

Temas que preocupan a los padres y afectan a la familia

¿Te apetece que hable de la Disciplina Positiva en tu escuela, centro o grupo de crianza?

Contáctame