beneficios practicar la gratitud
7 Beneficios de practicar la Gratitud

FECHA

Estamos a escasos días de terminar el año y llegados a este punto, es habitual hacer un repaso por todo lo vivido a lo largo de los meses que dejamos atrás.

Otro año marcado por la pandemia, que aunque nos ha dado un poquito de tregua en algunos momentos, pudiendo retomar viejas costumbres -siempre con precaución y las medidas de seguridad que todos conocemos- sigue haciendo de las suyas y no nos permite volver a la normalidad como tanto nos gustaría.

A pesar de todo, estoy segura que haciendo balance,  las cosas positivas superan las negativas, aunque en ocasiones nos resulte un poquito complicado de apreciar y estemos centrados en esas experiencias traumáticas que al final, son las que más nos marcan, ¿verdad?

Tú decides cómo afrontar y ver las cosas, ya que siempre podemos sacar aprendizajes de todo lo que nos ocurra en la vida, pero debemos esforzarnos por cambiar la mirada y disfrutar de los beneficios para nuestra salud.

Sé que no es fácil, es un hábito que requiere de trabajo, esfuerzo y constancia si queremos conseguir integrarlo en nuestro día a día, por lo que termina siendo algo que -como siempre nos pasa- postergamos para más adelante y acaba perdiéndose entre las miles de tareas y obligaciones que inundan nuestro día a día.

Para darte un poquito de impulso y que te animes al fin a incluir la práctica de la gratitud en tu vida y lo más importante, seas capaz de llevarlo a cabo y mantenerlo en el tiempo, he recopilado en este post los principales beneficios que tiene para tu salud física y emocional.

Beneficios respaldados por estudios científicos que estoy segura de que, al terminar de leer el post, te harán tomar acción y añadir este propósito a tu lista de deseos para el nuevo año.

¿Qué es la Gratitud?

A continuación te dejo la definición que nos ofrece Emmons, Roberts y te ayudará a entender correctamente qué es esto de la Gratitud:

“La Gratitud es apreciar lo que se tiene y reconocer que la fuente de estas cosas buenas está, al menos parcialmente, fuera de nosotros. Uno puede sentirse agradecido con Dios, con la vida, con otras personas, pero no con uno mismo. En esto la gratitud se diferencia de otras emociones. Podemos sentirnos enojados con nosotros mismos u orgullosos, pero no agradecidos con nosotros mismos”.

La Gratitud, en general, es la emoción positiva del agradecimiento.

Ahora sí, vamos a profundizar un poquito en los beneficios de practicar el agradecimiento diario, tanto para ti, como para las personas que te rodean, porque a todos nos nutre el alma recibir reconocimiento y palabras bonitas de las personas que más queremos.

Principales beneficios de practicar el agradecimiento

Entre los principales beneficios de sentirnos agradecidos con todo lo que nos toca vivir, no solo de lo positivo, si no también de los desafíos que nos plantea la vida y nos causan dolor o malestar, los estudios científicos destacan los siguientes:

  1. Ayuda a mejorar las relaciones sociales, construir y reforzar vínculos saludables con los demás.
  2. Ayuda a que no nos sintamos solos y aislados.
  3. Mejora la salud física. Nos hace valorar nuestro cuerpo, ser más respetuosos con él y cuidarlo mejor.
  4. Mejora la salud emocional y del corazón. Afrontando la vida desde la calma, dejando a un lado el estrés y siendo capaces de dejar ir el dolor y las experiencias traumáticas.
  5. Incrementa la actividad, la energía y la fluidez.
  6. Ayuda a dormir mejor, con un descanso más profundo y reparador.
  7. Genera mayor productividad y ayuda a mejorar la calidad del trabajo.

¿Cómo puedo empezar?

Vale Elisa, me has convencido, acepto el reto. Voy a empezar a practicar el agradecimiento, pero… ¿qué tengo que hacer?

La gratitud puede ser expresada de distintas maneras. El ser humano puede sentirse agradecido varias veces a lo largo del día por las pequeñas cosas que le suceden, como puede ser encontrar aparcamiento a la primera, un reconocimiento por tu trabajo, un mensaje de alguien especial, una puesta de sol, el olor a lluvia, jugar con tus hijos…

“El primer paso es la toma de conciencia de todo aquello que nos hace bien

 y alimenta nuestro espíritu”.

También puedes expresar gratitud por los demás, pero no solo por hacerte un favor o un regalo, si no por formar parte de tu vida, escucharlo, acompañarlo o no rechazarlo cuando tiene un mal día y está de mal humor.

Instaurar un nuevo hábito requiere de 4 pasos:

INTENCIÓN – ATENCIÓN – ACCIÓN – REPETICIÓN

Hazte con un cuaderno bonito y antes de dormir, en vez de revisar tus redes sociales, dedica 5 minutos a escribir 3 cosas de tu día por las que te sientes agradecida.

Recuerda, no hablamos de grandes cosas. Podrías agradecer el estar viva, tener salud, recibir buenas noticias de un ser querido, dormir junto a tu marido, esa tarde de café y risas con tu mejor amiga, o ese “te quiero mami” de tu hijo cuando menos lo esperaba.

Además, puedes empezar a establecer el hábito de agradecer siempre y en todo momento. 

Durante las próximas semanas, busca de forma consciente esas acciones de otras personas que te ayudan y te hacen sentir bien, y agradécelo. Este ejercicio te ayudará a desarrollar y fortalecer una mentalidad de agradecimiento.

Pero no solo vale con expresar tu agradecimiento, también es importante demostrarlo. 

Elige al mes a un ser querido, amigo, compañero de trabajo, vecina o persona extraña, identifica qué podrías hacer para ayudarle ¡y hazlo!, sin esperar nada a cambio.

Tras implementar estos pequeños cambios en tu día a día, mira en tu interior, analiza cómo te sientes y experimenta la salud mental.

Hasta aquí el artículo de hoy, espero que te sirva de ayuda, que te aliente e inspire a empezar a practicar el agradecimiento. Este es un buen punto de partida si quieres disfrutar de los beneficios de la gratitud.

¿Practicas el agradecimiento de forma habitual? De no ser así, ¿qué te impide empezar a hacerlo? Te animo a contar tu experiencia a la comunidad, estoy segura que servirá de ayuda a esas personas que no terminan de dar el paso o encontrarás aliento para hacerlo, y si has experimentado algún beneficio que no encuentres en el listado, déjamelo en comentarios. Me encantará leerte.

Un abrazo y gracias por estar aquí, 

Photo by Antonio José Moubayed Hallak on Unsplash

¿Aún no estás inscrita al boletín semanal de Educar en Calma? ¡No te lo pienses más! Cada semana comparto contenido exclusivo y ofertas especiales para ayudarte en la crianza de tus hijos/as y mejorar la conexión de todos los miembros de la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *