699-06-88-31
educarencalma@gmail.com

Blog

3 Nov 2016

Hoy hablamos de educación con… Nuria Pérez

/
Posted By
/
Comments0

Seguro que en los últimos tiempos has oído hablar de Nuria Pérez, y no es para menos. Ella está al frente de Sparks&Rockets, un espacio en el que la creatividad, el trabajo bien hecho y la educación encuentran su punto de unión.

Nuria es creative coach y ha trabajado durante muchísimos años como creativa para marcas como Coca Cola, Kellogg’s, Nestlé, Fiat…

Hace unos años dejó su vida en Londres y Milán para vivir de forma más tranquila con sus niñas en Madrid, desde donde nos regala, semanalmente, vídeos inspiradores y motivadores en su canal de YouTube.

La conocí personalmente en el encuentro de Malas Madres que se celebró en 2015 y me quedé enganchada a su voz, a su experiencia y a su discurso sobre una educación diferente para nuestros hijos. Si no habéis visto “Cuándo llegue el Tsunami”, debéis hacerlo sin tardar.

Hoy estrenamos este espacio de entrevistas sobre educación por la puerta grande gracias a Nuria, que ha sido cercana, amable y cariñosa, aportando su visión e inspirándome, nuevamente, para continuar con este proyecto. Espero que os guste la entrevista que le hice.

Desde tu perspectiva personal, ¿cómo ves que está la educación actualmente?

Con mucha necesidad de cambio. Es anacronista. Aquí y en otros países. Es una educación que nació para adecuarse a la Revolución Industrial, pero en este momento vivimos en otra revolución económica y el sistema no ha cambiado, ha quedado igual. Así que no está respondiendo ni a las necesidades futuras profesionales de esta generación ni al mercado laboral.

Parece que en las universidades se están empezando a adaptar (por ejemplo, con los MOOCS), pero en primaria o en la ESO y Bachillerato no. No se necesita una reforma, se necesita un cambio radical.

¿Quizá es que ese cambio de programa debería estar hecho por profesionales y no por políticos?

Sí, totalmente. Ellos dicen que para hacer las reformas consultan profesionales, pero creo que son siempre cambios pequeños, hechos con mucho miedo… Creo que, por ejemplo, en España hay un tema del que casi nadie habla pero que me parece clave: el poder que tienen las editoriales. Ahí hay un mundo y una presión en el gobierno que es clave.

¿Qué papel crees que debe jugar la familia en la educación de sus hijos?

En nuestro país en concreto creo que falta un apoyo de la sociedad hacia la escuela pública. Creo que tenemos que quitarnos la etiqueta: “la pública es el horror y lo bueno es lo privado”.

Y trabajar todos por mejorar lo que es de todos.

Percibo que hay cierto cambio de estos años: hay más implicación por parte de las familias, empezamos a demandar cosas, cambios… Parece que durante unos años hemos delegado en el colegio ya que ellos son los profesionales y nosotros nos hemos implicado poco y ahora empezamos a pedir que no haya deberes, que se cambie, que la educación tiene que ser diferente… y creo que es importante que las familias se impliquen, sin quitar el protagonismo que tiene que tener el maestro o profesor, ¿tú qué piensas?

Las madres de ahora, en su mayoría pertenecientes a la generación X, tuvimos unos padres con poco tiempo para dedicarse a nosotros. Se nos decía “a tal hora se cena” y se nos dejaba libres. Y ni se soñaban llamar a otros padres para informarse sobre los deberes.

Para algunas eso ha generado la necesidad de hacer lo contrario: de implicarse al máximo. Pero a menudo se exagera y se pasa de implicarse a sustituir al niño, y eso a mí me parece peligroso.

Creo que sí diéramos más libertad y confianza a nuestros hijos y si no nos metiéramos tanto en el cole sería un gran primer paso.

Claro, porque a veces no les dejamos ser ni ellos mismos de tanto que nos implicamos.

Totalmente. Ni a ellos ni al profe, porque antes el profe suspendía a tu hijo y era un problema que debía solucionar él, estudiando y esforzándose. Ahora si el profe suspende a tu hijo, pedimos una tutoría para reclamar

Antes el padre era padre, el maestro, maestro y el alumno, alumno. Y zapatero a tus zapatos. Ahora los roles son totalmente borrosos.

Por lo tanto, el papel que debería desempeñar el profesor, ¿debería tener más peso en la sociedad?

Sí, yo es que Personalmente soy muy pro-profe. Creo que se les culpa demasiado. Al final, ellos responden a un sistema. Personalmente en el colegio de mis hijas veo a unos profesores con una vocación enorme, y unos sueldos bajos. Pero tienen un temario enorme que no les da campo de acción… Creo que hay que apoyarles.

Hablando de niños, parece que cada vez hay más niños que presentan estrés y ansiedad. Queremos que nuestros hijos aprendan muchas cosas y, cuando antes, mejor. Queremos que hagan deportes, idiomas, que practiquen la empatía, tengan habilidades sociales… ¿No es una sociedad que está presionando demasiado a los niños?

Absolutamente. Está todo unido. Si yo me implico casi sustituyéndolo acabo cayendo en una vorágine en la que, si mi hijo no saca un 10, soy yo quien no lo saca, y me frustro y le riño, me enfado. Y eso genera en los niños una presión bestial.

¿Cómo crees que podemos contribuir las familias para preparar a los niños para la vida?

Pues disminuyendo esa presión en los temas del cole. No es necesario que tu hijo sea perfecto en todo y haga todo tipo de extraescolares, sepa inglés, violín y cinco mil cosas. Escuchar a tu hijo y ver por dónde tienes que empujar y por dónde no. A lo mejor es preferible empujar más la música y menos las mates. Quizá con un cinco en mates es más feliz porque puede ir al conservatorio por las tardes o viceversa. Igual tienes un genio en matemáticas y no es necesario que haga deportes cinco días a la semana.

Es escuchar a tu niño y partir de tu niño, no partir de lo que están haciendo los demás o lo que está de moda o de lo que a ti te hubiera gustado hacer. Es “sentidiño” común.

Gracias, Nuria, por tus palabras, por tu atención y tu buen hacer.

Siempre es interesante hablar con personas que te aportan tanto y que son capaces, aunque sea a través de los vídeos y de ponencias, de inspirar y de abrir nuevas formas de mirar la vida.

Un abrazo y gracias, siempre

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Comenta y comparte tu opinión

A %d blogueros les gusta esto: