699-06-88-31
educarencalma@gmail.com

Blog

22 Jul 2016

#UnCasoReal: ¿Hacer niños felices?

/
Posted By
/
Comments2

¡Buenos días! Viernes de nuevo y llega una consulta al buzón de correo con una cuestión importante. Si tenéis alguna duda sobre educación o crianza, ya sabéis que podéis poneros en contacto con nosotros e intentaremos daros respuesta lo antes posible.

Os dejo el mensaje que ha llegado para poneros en situación antes de dar una respuesta:

Hola,

Siguiendo tu cuenta de IG y leyendo tu blog me he decidido a mandarte este mail. Tengo un niño que acaba de cumplir 6 años, es el mayor de tres (dos hermanas de casi 4 y otra de 17 meses).

Me preocupa muchísimo no estar sabiendo darle las herramientas para ser una persona con una sana autoestima y confianza en sí mismo.

Aunque se puede relacionar más o menos con cualquier niño de su entorno no le veo realmente feliz con sus relaciones. Además este curso han rehecho las clases y le han separado de sus dos mejores amigos. Me temo un curso duro si tenemos en cuenta que el curso pasado estuvo más de un mes contando los días para que se acabara el cole. Lo de no ser buen jugador de fútbol cuando todos los niños de clase se pasan el recreo jugando también le pesa…

Académicamente va bien y no da ningún problema.

Creo que sus profes se han quedado solo con que es un niño bueno, que se desespera cuando alguna tarea no le sale bien y poco más pero ninguno nos ha aportado nada útil hasta ahora.

Desde tu experiencia, ¿qué crees que podría ayudarnos a llevar un curso (y en general) más feliz?

Mil gracias por tu atención.

Saludos

Como siempre os digo, muchas gracias por la confianza al exponer el caso. Particularmente, creo que el pequeño de 6 años os necesita mucho porque, aunque sea el mayor, no deja de ser un niño pequeño. 6 años son muchos si los comparamos con 2, pero si lo comparamos con 10 la cosa cambia.

Estar cercano a él le vendrá genial, por supuesto. Hacer actividades en familia en las que los tres hijos estén integrados ayudará a que no haya demasiados celos, aunque también es cierto que tener momentos en los que son “hijos únicos” –sé que con tres la cosa es complicada- también hace que se sientan especiales.

Sobre el tema del colegio comentarte que es verdad que para los padres –y, al principio, también para los hijos- el hecho de que los separen de sus amigos es un tema que nos preocupa. No pasa nada, de verdad. Los niños tienen una capacidad de adaptación que es increíble. Además, seguro que mantienen ratos de juegos y confidencias durante el patio y, si os lleváis bien con las familias, mantendréis contacto también fuera del colegio.

Por otro lado, es importante que los padres, como adultos que somos, veamos que a lo largo de nuestra vida hemos mantenido relaciones con muchas personas: de nuestra edad, más jóvenes, más mayores, en el colegio, en el instituto, en la universidad, en el trabajo, nuevos compañeros… Es verdad que tendemos a acostumbrarnos a las relaciones personales pero, cuando hay un cambio, suele venirnos bien para evolucionar, crecer, madurar y aprender. No percibáis en casa este cambio como algo negativo ya que él lo notará y le afectará. Habladle de lo genial que será ampliar el círculo de amistades y de que siempre tendrá a sus amigos si son de verdad.

Tengo pendiente un post sobre la importancia de la buena relación entre el colegio y la familia de cara al desarrollo de los niños. Es importante que estéis disponibles para el colegio y que el colegio esté disponible para vosotros en cuanto a observación del pequeño y de ver cómo va gestionando las dificultades que le van apareciendo. Si el nuevo tutor es un gran profesional (seguro que sí, pues hay muchísimos que aman su trabajo), trasmitidle con confianza vuestras inquietudes: os escuchará y tratará de aportar ideas. Mantened un contacto fluido con el resto de los profes para saber qué tal le va en clase y cómo es su comportamiento. Si es un buen chico académicamente hablando, debemos seguir animándolo y ver cómo aprende y crece.

Sobre el tema del fútbol… Bueno, no a todos los niños les gusta o se les da bien, pero no pasa nada. En lugar de hacer hincapié en aquello en lo que no destaca, vamos a mirar sus talentos, que seguro que tiene muchos y a hacer que destaque y sea feliz. ¿Le gusta pintar, la música, el baile, el baloncesto, los idiomas, la naturaleza…? No desperdiciéis tiempo en aquello que no le gusta y permitid que vea las fortalezas que tiene, mejorará en autoestima como lo hacemos todos al ver que algo se nos da realmente bien.

Espero haberte ayudado. Un abrazo, A. y muchas gracias.

Y, al resto, feliz fin de semana, un abrazo y gracias por estar ahí,

2 Responses

  1. Sara

    Muy interesante todo lo que expones. Tener hijos felices es un gran reto y resonsabilidad.
    Me intersa mucho eso q cuentas d centrarse en aquello q les gusta y con lo q se apasionan pero, ¿y si no se apasionan con nada?

    1. Ely Molina

      Seguro que se puede encontrar algo que les guste mucho. Es cuestión de observarlos, sin interferir y ver qué cosas les entusiasma aprender y lo hacen sin “esfuerzo”. Un abrazo y gracias por pasarte!

Comenta y comparte tu opinión

A %d blogueros les gusta esto: