10 Consejos para mantener ordenada la casa teniendo niños

FECHA

Hoy os traigo un post con 10 consejos para mantener ordenada la casa teniendo niños. Sí, sé que muchas familias pensáis que esto no es posible y que incluso algunas ya habéis renunciado a la idea de tener vuestra casa colocada (y limpia), pero, de verdad, es posible tener nuestro hogar colocado y que todos seamos capaces de disfrutar de él. 

Porque seamos sinceros, a todos nos gusta tener nuestra casa limpia y ordenada. No os mentiré diciendo cosas como que es cuestión de organizarse. Hay que organizarse y que todos colaboremos, eso seguro. Pero vayamos por partes, poco a poco y analizando cada situación. 

Situación real de una casa real

Os voy a poner un ejemplo práctico para que os situéis, un ejemplo de una casa cualquiera que tiene niños y, aunque no es todo lo grande que nos gustaría, pero que es una casa y un hogar, lo cual es fundamental.

Lo normal es que los niños, si pasan tiempo con nosotros en casa, hagan aquello que nos ven hacer a nosotros: coger la fregona, el cepillo de barrer, “coloquen” a su manera… y claro, esto suele plantear un problema porque los niños son pequeños pero rápidos como gacelas y podemos pasarnos la mañana recogiendo cosas que ellos irán detrás “recogiendo” y “colocando” a su estilo. Sí, habitualmente, nuestro orden y el suyo tienen poco que ver, así que es mejor aceptarlo y ver cómo podemos encontrar soluciones. 

A quién no le ha pasado en algún momento que, el bebé que ha comenzado a gatear, comienza a desplazarse por la casa con seguridad y a explorarla con curiosidad. Y claro, sacan todo lo que tienen a su alcance: trapos, cubiertos, botes de conservas, DVDs, cuentos… ¡y tú solo has ido a darte una rápida ducha! 

Así que vamos a recuperar la calma, vamos a relajarnos y a ver cómo es posible tener la casa ordenada siguiendo estos consejos sencillos.

Consejos para mantener la casa ordenada con niños

  1. Menos es más: este es un consejo y debería de ser nuestro mantra en nuestro día a día. A menudo visito casas en las asesorías familiares y me encuentro con lugares en los que hay una cantidad de juguetes que es excesivo para los niños. Hay cosas por todos lados y los niños no saben qué elegir. Es mejor que tengan pocos juguetes, pocas revistas, pocas “cosas sin sentido” y que dispongan de espacios para jugar que estén limpios y ordenados. Para esto sé que es importante la colaboración de la familia que en muchas ocasiones se emocionan y regalan varias cosas por un cumple o por Navidad. Es preferible invertir en experiencias que en regalos que solo van a acumularse. 
  2. Cada cosa en su sitio: es una norma que debería de estar en nuestras cabezas porque es importante que los niños observen que el ambiente en el que se mueven, además de seguro, debe de ser ordenado y tener un sitio para cada cosa. ¿Vamos a colocar toda la comida de la cocinita en tuppers? Pues pongamos la comida junta, los cubiertos en otro… de este modo, una vez que ellos tengan que colocarlo, sabrán donde va cada cosa. 
  3. Deja espacios de juego: es importante tener en cuenta que los niños van a querer jugar en el sitio en el que más tiempo pasemos nosotros porque necesitan estar conectados con nosotros, así que podemos dejar espacios de juego en el salón. No pasa nada si durante unos años en nuestro salón hay cestos con juegos, alguna estantería con material o una mesa pequeña de luz, por ejemplo. Todo tiene un tiempo, así que relájate y disfruta que este tiempo pasa volando. 
  4. Peligros fuera, relax dentro: si hay cosas que no son seguras o que no te permiten estar tranquilamente sentada tomándote un café, es mejor hacer revisión y ver qué va fuera. Sí, a veces tenemos en casa jarrones o ceniceros que nos han traído de algún viaje o algún adorno que, si lo mantenemos al alcance de los niños puede terminar siendo peligroso. Creo que es mejor eliminarlo de su alcance durante unos años y vivir de una forma más tranquila. De lo contrario nos podemos encontrar con que un día se caiga por error y se corten al querer recogerlo.
  5. Proporciona autonomía en su día a día. Los niños pueden tener muchas cosas para usar y divertirse pero si lo tenemos a cierta altura, nos van a necesitar para todo. Revisa las alturas de tu casa, proporciona materiales que les permitan subir y coger cosas con seguridad, adapta la casa a tus hijos y permíteles ir ganando autonomía y confianza, mientras que tú también vas ganando minutos y menos “mamá, necesito…”
  6. Todos somos un equipo. A veces se nos olvida pero para mantener el orden de las casas somos necesarios todos los miembros de la familia. Es importante crear equipo y que todos seamos conscientes de que la tarea de ordenar no puede recaer toda en una sola personas porque es imposible. Todos ayudamos, colaboramos, nos implicamos y ordenamos. 
  7. De vez en cuando hay que hacer revisión de cosas. Sí, me estoy refiriendo a dejar un momento en la semana para revisar los dibujos que han hecho los niños y elegir uno; mirar los juguetes y su estado… y ahora toca valorar: si están deteriorados y no los podéis arreglar, es mejor ser prácticos y desecharlos. Lo mismo ocurre con juguetes que están en buen estado pero que ya no se adaptan a la etapa de los niños. Podemos donarlos o regalárselos a algún vecino, algún amigo de parque… Les daremos otra vida y liberaremos nuestra casa. 
  8. Modelar con nuestro ejemplo. ¿Cómo está nuestro despacho? ¿Y nuestro dormitorio? Es importante que si queremos mantener el orden en nuestro hogar, se haga en todas las estancias, así que nos toca hacer revisión de nuestros cajones, armarios, dormitorio, estanterías… y ver cómo podemos conseguir que las “estancias comunes” permanezcan ordenadas. 
  9. ¿Qué se hace cuando hemos terminado de jugar? Recoger. Sí, a veces se nos olvida mencionar a los niños que, para poder pasar a jugar con otras cosa, deben primero recoger aquello con lo que han terminado. Sí, sé que es la parte menos divertida pero es una parte más del proceso del juego y todos debemos integrarlo en nuestra vida. 
  10. Los niños son niños, no van a conseguir tener la casa ordenada hoy. Estamos enseñando habilidades prácticas para la vida, así que necesitamos pensar que es un proceso a largo plazo. Piensa que poquito a poco irá integrando estas rutinas de orden en su vida y le parecerá algo sencillo de continuar y mantener.

Conclusión

Como padres debemos ser modelos de buenas costumbres. No siempre es fácil porque podemos tener auténticos momentos de caos si la cosa de nos va de las manos, pero por ello es importante que, al menos una vez a la semana, nos dediquemos a dejar todo ordenado, colocado, y que hagamos repaso de las cosas con las que juegan, las cosas que ya no valen, las cosas que no están en su sitio y las cosas que pueden pasar a mejor vida.

Seguro que podemos conseguir unas casas más ordenadas y cuidadas entre todos. Hasta aquí el post de hoy, espero que os haya gustado y que os haya servido. Si tenéis algún truco para que vuestros hijos mantengan ordenada la casa, dejadnos vuestros trucos en los comentarios, estoy segura de que podremos ayudarnos mucho entre todos. 

Un abrazo y gracias por estar ahí, 

¿Necesitas una asesoría conmigo?

[product id=»12741″]

3 comentarios en “10 Consejos para mantener ordenada la casa teniendo niños”

  1. ¡Nuestro gran reto! Siempre fuimos bastante ordenados hasta que nació la niña. Es verdad que tienen demasiadas cosas (tenemos familiares que se niegan a regalarles algo que no sean juguetes) y que el rincón de juegos es un sindiós. Pero es que ordenado, dura 1 minuto. No podemos dedicar la jornada entera a perseguirlos y recoger, así es que hasta que el pequeño no crezca un poco y comience a asimilar mejor estas instrucciones, creo que vamos a seguir nadando en el desorden.

    1. La parte de los familiares nos cuesta a todos, no creas… siempre podemos sacar unos pocos juguetes e ir variándolos para que jueguen con todos y no se sientan sobrepasados y cunda el desorden. Un abrazo y gracias por pasarte ?

  2. ¡Muy buenas consideraciones para mantener el orden en nuestra vivienda! Nosotros creemos que se trata de una característica imprescindible en cualquier hogar donde prime el interiorismo y la decoración funcional. La limpieza y la organización, al igual que el estilo o la correcta distribución es imprescindible. Por ello, nosotros recomendamos adquirir muebles de almacenaje que, además, aporten un plus estético a la estancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *