ni autoritarismo ni permisividad, ¿qué puedo hacer?
Ni autoritarismo ni permisividad, ¿¡qué puedo hacer!?

FECHA

Estoy segura que si estás aquí, ya sea porque me acabes de encontrar o formes parte de la comunidad de Educar en Calma desde hace un tiempo, es porque te gustaría dar un pasito más en la educación de tus hijos, te interesa conocer otros puntos de vista o estás huyendo del tipo de educación autoritaria que te dieron tus padres, aunque con cautela, porque tampoco quieres caer en la permisividad absoluta y que tus hijos terminen haciendo lo que les dé la gana.

Los mitos nos acechan, todo el tiempo, todo el rato

Probablemente tengas muchas dudas al respecto, porque si te has atrevido a hablarle a tus familiares, amigos o conocidos sobre la educación respetuosa, te habrán respondido con infinidad de frases como las que te enumero a continuación:

  1. Los niños son muy listos y van a hacer contigo lo que les dé la gana.
  2. Los niños son unos manipuladores.
  3. Eres una blanda.
  4. Los niños tienen que hacerse fuertes y aprender lo que es la vida.
  5. Si está así ahora, ¡prepárate cuando tenga 15 años!

Y podría seguir con muchas más, pero no merece la pena dedicarle más tiempo, te aseguro que con los gritos, las amenazas y los castigos, no vas a conseguir que tus hijos colaboren, ni vas a mantener el vínculo, la conexión y confianza que quieres con ellos.

El ser humano es muy inteligente

El ser humano en general y los niños en particular, son muy inteligentes. A nadie le gusta ser maltratado, que lo amenacen, chantajeen, ordenen, manipulen, que coarten su libertad y autonomía, por lo que lo único que acabamos consiguiendo con estas herramientas tradicionales es que nuestros hijos se acaben alejando y desconectando de nosotros. 

Y aparecen esos comportamientos que nos inquietan, nos remueven, nos alteran, nos hacen pensar que nuestro hijo es un maleducado, un tirano, que no estamos haciendo bien las cosas y que no sabemos cómo gestionar para que no vayan a más sin tener que utilizar los métodos “tradicionales” ni tener que darle un cachete a nuestro hijo. 

Métodos por los que quizá a día de hoy no mantienes una buena relación con tus padres, te fuiste de casa en cuanto pudiste o simplemente, por los que tienes malos recuerdos grabados en tu memorIa y que a día de hoy, siguen condicionando tu vida.

¡A veces no soporto a mis hijos!

Algo que suelo encontrarme de forma habitual en las sesiones de coaching familiar: “Elisa, quiero mucho a mis hijos, más que a nada en este mundo, pero muchas veces a lo largo del día no los soporto, no los aguanto, me caen mal…”.

Hasta que se van a la cama, consigues que se queden dormidos y al mirarles esas caritas de angelitos te trasladas a esos primeros momentos en los que sostenían a tu bebé en brazos, esa primera vez que lo oliste, a este lado de la piel.

¿Por qué nos ocurre esto? Porque en la búsqueda de esa educación democrática, horizontal y respetuosa, sin darnos cuenta, caemos en picado a la permisividad, dejando de respetarnos a nosotras mismas, nuestras necesidades, sin límites, y dejando el control y todo el poder de decisión a unos niños pequeños que no están preparados para asumir ese rol.

Pero no consigues llevar la teoría a la práctica

Puede ser que aunque ya te hayas informado, leído un montón sobre educación respetuosa y te sepas toda la teoría, lo que hay que hacer y lo que no, sigues estando desbordada, sientes frustración e incluso rabia porque día tras día te ves repitiendo las mismas cosas cientos de veces, amenazando, castigando, gritando e incluso zarandeando o dando algún cachete a tus hijos (algo que te prometiste que jamás harías) porque no consigues que te hagan caso.

Y tras esas reacciones, que ya te adelanto que son normales, a todas nos ha pasado alguna vez esto de perder los nervios, levantar la voz y decir las «típicas amenazas de madre», también somos humanas y estamos aprendiendo.

Ya dicen que “en casa del herrero cuchara de palo”, ¿no? Así que, aunque te cueste creerlo, sí, a mí también me ha pasado. Porque cambiar los recursos y herramientas que tenemos, muchos de ellos aprendidos a través de nuestra experiencia, no es tarea fácil.

El siguiente paso tras esas reacciones que nos alejan de la educación que buscamos para nuestros hijos, es que nos invada el sentimiento de culpa, y más de una noche -y de dos-, te vayas a la cama sintiéndote mal contigo misma, sin saber qué es lo que estás haciendo mal, e incluso planteándote que quizá tus padres tenían razón cuándo te decían que ibas por mal camino en la educación de tus hijos.

Tranquila, de corazón te digo que lo estás haciendo muy bien, eres una madre maravillosa. Buscar y encontrar el equilibro perfecto para tu familia es un camino largo, que requiere de tiempo, prueba y error, y ya solo por el hecho de plantearte estas opciones, de querer informarte y formarte para educar a tus hijos desde el respeto, sin relaciones verticales de poder, ya eres la mejor para tus hijos, ¿sabes lo único que te falta?

Herramientas claras, sencillas y prácticas para poder aplicar desde YA en el día a día familiar y, sobre todo, saber cómo aplicarlas.

Yo lo he conseguido y quiero ayudarte a que tú también lo logres, por lo que voy a mostrarte mi método, mis 5 claves para conseguir Educar en Calma en el día a día, con los retos, dificultades y obligaciones que todos tenemos en nuestro hogar, y también con errores que van a ser grandes oportunidades para aprender siempre, he creado el ENTRENAMIENTO GRATUITO:

5 PASOS PARA CONECTAR CON TUS HIJOS 

Y EDUCAR EN CALMA EN LAS PRÓXIMAS 6 SEMANAS

15 minutos en los que te muestro las 5 claves de mi método. Un método con el que vas a conseguir Educar en Calma a tus hijos, en tan solo 6 semanas.

Por fin vas a aprender::

  • Cómo puedes conectar con tus hijos
  • Conocer una estructura para cambiar la mirada hacia la infancia
  • Conocer el sentimiento humano que siempre debemos garantizar a los niños y a los adultos
  • Abandonar la culpa y atreverte a educar con respeto mutuo.
  • Tomar acción para reencuadrar los «malos comportamientos» de los niños y reinterpretarlos para construir puentes y no levantar muros con nuestros hijos.

Pongo a tu alcance las herramientas CLAVE con las que tú también vas a poder educar sin gritos, castigos o amenazas. 

Un método con el  que vas a conseguir recuperar la conexión con tus hijos, aprovechar el conflicto para educar con valores, desde el respeto mutuo y dejando de lado la culpa. 

*entrenamiento gratuito disponible de forma limitada.

Para finalizar, me apetece mucho conocer un poquito más a las familias que hay tras esta gran comunidad que estamos creando junt@s, una comunidad de personas comprometidas con la infancia que educan con cabeza y corazón.

Si te apetece, cuéntame en los comentarios un poquito más sobre ti, tu familia, los retos que tenéis actualmente en el hogar y esos primeros pasos que vas a empezar o ya has empezado a dar para cambiar, mejorar o solucionar eso que te ocupa, verás como al escribirlo sientes un compromiso mayor por llevarlo a cabo.  

Un abrazo y gracias por estar aquí,

Foto de Andre Jackson en Unsplash

Si necesitas ayuda para entender y aprender a gestionar las necesidades de tu hijo, siempre desde el respeto, sin dejar de lado las tuyas, recuerda que nos tienes aquí a un clic de distancia para analizar tu caso concreto y encontrar junt@s la solución que mejor se adapte a tu situación particular. Tienes a tu disposición nuestro test con la valoración inicial para que sepas qué paso sería el primero que deberías dar para cambiar lo que estáis viviendo en casa.
¿Aún no estás inscrita al boletín semanal de Educar en Calma? ¡No te lo pienses más! Cada semana comparto contenido exclusivo y ofertas especiales para ayudarte en la crianza de tus hijos/as y mejorar la conexión de todos los miembros de la familia
¿Te gustan nuestros artículos y no quieres perderte ninguno? Déjanos tus datos y recibe nuestros artículos directamente en tu correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Educar en Calma
Hola 👋,

¿En qué podemos ayudarte?