necesidades niños
¿Estamos preparados para ser padres?

FECHA

Es muy frecuente que los padres empiecen a interesarse por la educación de sus hijos cuando ya se han convertido en mamás o papás, al tener que hacer frente a los primeros retos y dificultades que nos plantea la crianza de los hijos.

Cuando no quieren comer, no se quieren bañar, estalla la primera rabieta en el supermercado, se producen las primeras peleas entre hermanos… En definitiva, cuando estamos al borde del precipicio, estresados y se nos acaban los recursos educativos.

Llega un punto en el que aparecen las dudas, las inseguridades y pensamos que algo tenemos que estar haciendo mal en la educación de nuestros hijos porque no conseguimos que obedezcan, que actúen como nosotros queremos y por supuesto, ¡esos niños tienen que cambiar!

Sin embargo, si me conoces desde hace tiempo, y si no, a partir de ahora vas a oírlo bastante:

Los niños nacen perfectos, únicos, con muchas ganas de aprender, mucha motivación, amor incondicional hacia nosotros

y NECESIDADES

¿Cuáles son las necesidades de los niños?

Ahora estarás pensando… ¿necesidades? Ah sí, al nacer necesitan alimentación, higiene y descanso.

Pero estas no son todas las necesidades básicas de un niño, voy un poquito más allá, porque es fundamental que las conozcamos y que estén bien cubiertas, de esto va a depender el resto de su desarrollo y crecimiento.

  1. Normas y límites, para que los niños logren entender cómo funciona el mundo. Pero no ese tipo de normas que tienen que acatar sin rechistar de ese «ser superior» que es mamá o papá, me refiero a normas horizontales, fijadas desde el respeto mutuo y acordadas entre todos -cuando son un poquito más mayores y puedes participar en las negociaciones de las mismas-.

Límites y hábitos con los que aprendan cómo funciona el hogar y con los que consigan integrarse en el núcleo familiar, sintiéndose parte indispensable de la familia y satisfaciendo así la necesidad de pertenencia que tienen nuestros pequeños.

  1. Amor, protección, seguridad y respeto. También es muy importante tener cubiertas este tipo de necesidades, porque un hogar en el que falle alguno de estos aspectos, no va a funcionar.

De esta manera, conseguimos trabajar esa conexión, ese vínculo entre todos los miembros de la familia, esa confianza, ese «mamá y papá son casa», y pase lo que pase, siempre van a estar ahí.

  1. Estímulos. El cerebro de nuestros hijos también necesita alimentarse, nutrirse, y nosotros necesitamos saber cómo hacerlo correctamente.

  1. Acompañamiento en su desarrollo. Tenemos que saber cómo acompañarles a nivel cognitivo, motor, emocional y social.

La forma en la que educamos a nuestros hijos tiene un impacto brutal en su autoestima,

y el ser humano, se cimienta en la autoestima

Ahora dime con sinceridad, ¿piensas que estás preparado para acompañar todas estas necesidades de tu hijo o hija?

La Generación del Boli Rojo

Ya no nos vale eso de «Toda la vida se ha hecho así y no estamos tan mal».

Sí, estamos mal y quien no lo está es porque ha trabajado mucho para sanar esas heridas de infancia, esa confianza en uno mismo, esa autoestima y ese aceptar el error como una parte más del aprendizaje.

Nuestra generación, esta que viene del autoritarismo, tiene desarrollada la capacidad de resiliencia, sabemos enfrentarnos a las caídas pero pecamos en la parte de nuestra autoestima.

Nos vemos obligados a luchar contra nuestras propias emociones y nuestros miedos, porque no tenemos unos buenos cimientos, y este es un trabajo que nos cuesta llevar a cabo porque nos genera muchas inseguridades.

Estamos muy centrados en la búsqueda del error, somos la Generación del Boli Rojo. Muchas veces a lo largo de nuestra infancia hemos tenido que tachar o copiar lo que hacíamos mal, integrando la creencia de que lo que hago es lo que soy y en este sentido, seguimos muy confundidos.

Hay otras formar de aprender, centrémonos en las cosas que sí sabemos hacer. Ya lo decía Dreikurs, no podemos educar en debilidades, tenemos que trabajar sobre fortalezas, para enfrentar los retos de otra forma, con una actitud diferente y positiva.

Todo está interrelacionado y todo parte de los primeros agentes educativos, los padres, y de cómo lo estamos haciendo en familia.

Estás a un paso de tu transformación

La familia es el primer agente educativo de los niños y en muchas ocasiones educamos sin tener nociones de cómo hacerlo, de cómo aprende y se desarrolla el ser humano, por lo que terminamos haciéndolo por instinto, que sí, también es importante para cosas muy básicas, pero muchas veces esas reacciones instintivas educativamente no son las mejores, y dañan la relación con nuestros hijos.

Este es uno de los principales motivos por los que decidí organizar el II Congreso Educar en Calma, para ponerte en bandeja todo lo que necesitas, toda la información y todo los recursos prácticos con los que consigas no solo educar con valores, si no saber acompañar cada etapa desde el embarazo hasta la adolescencia.

Sé que estás cansada, abrumada de tanta información, que sabes toda la teoría, has asistido a un montón de webinars, talleres, leído libros, blogs, recursos gratuitos de todo tipo… pero a la hora de la verdad, no sabes como llevarlos a la práctica y acabas igual que siempre, con gritos, castigos, amenazas, chantajes… y yéndote a dormir con el sentimiento de culpa en tu interior.

¡Quiero que puedas decir basta a todo esto! Se acabaron las formaciones sin resultados y el invertir horas y horas en formaciones con las que al final sigues sin conseguir tus objetivos y sin ver cambios reales en tu familia.

Puedo asegurarte que con las 72 ponencias del II Congreso Educar en Calma vas a poder ofrecer a tus hijos una educación de calidad, una educación basada en el respeto y la colaboración, cubriendo todas las necesidades de tus hijos y acompañando todas las etapas de su desarrollo cómo la infancia necesita, entendiendo sus necesidades en cada momento.

No puedo prometerte una varita mágica con la que todo va a ser fácil, esta transformación requiere de mucho trabajo personal, diario y familiar, pero sí vas a tener las herramientas y recursos prácticos para empezar a trabajar desde el primer momento, herramientas avaladas por la neurociencia y con las que a largo plazo, vas a conseguir que tus hijos sean unas personas fuertes, seguras, con buena autoestima, ciudadanos libres en una sociedad un poquito más sana y mejor de la que vivimos en nuestros días.

La falta de tiempo

Quizás estés pensando que sí, que todo esto suena muy bien, es lo que estabas buscando, lo que necesita tu familia, pero no tienes tiempo para ver 10 ponencias al día durante una semana.

Empecemos a dar pasos poquito a poco, cada uno de nosotros está en un momento vital diferente. Puede que estés embarazada, tengas un bebé recién nacido en brazos, una hija con dos añitos en plena etapa de rabietas, un preadolescente o un adolescente con todas sus letras.

Sea cual sea tu situación actual, tienes tu sitio en el II Congreso Educar en Calma. En este enlace te dejo el acceso directo a la página del congreso donde puedes ver las ponencias de cada día y anotar en tu agenda esas que necesitas ahora mismo en tu vida y no te puedes perder.

Fíjate un objetivo realista e intenta interiorizar lo poquito o mucho que puedas ver, pero espero de corazón que puedas aprovechar esta gran oportunidad.

Como ya sabes, también tienes a tu disposición el PASE PREMIUM, la opción ideal para combatir la falta de tiempo y que te permite ir viendo todo el congreso a tu ritmo, sin agobios, basándote en tus necesidades presentes y futuras.

Puede que ahora mismo no tengas hijos, pero si lo tienes en mente, es más que recomendable empezar a trabajar cuanto antes. Así conseguirás llegar preparada a ese momento, lo que te permitirá vivirlo desde la tranquilidad, la paz de saber que estás en el camino adecuado, que estás haciendo lo mejor para tus hijos, lo que te permitirá disfrutar de todo el proceso de la maravillosa aventura de la maternidad.

Si te gustaría formarte en diferentes materias relacionadas con la infancia, con el crecimiento personal, el emprendimiento, la comunicación, la alimentación… ¡El II Congreso Educar en Calma es tu sitio!

El dinero nos frena

Puede que pienses que es una tontería pagar por una cosa que vas a tener de forma gratuita durante una semana, me parece bien, para eso lo organizo así, quiero que todas las familias tengan la oportunidad de tener acceso a una formación de calidad, de alto valor.

Pero si tienes la posibilidad, con el PASE PREMIUM vas a poder tener tranquilidad a la hora de aprender. Todas las ponencias tienen un alto valor e impacto y por eso, estoy segura que querrás volver a verlas o escucharlas pasados unos días, para poder interiorizar bien todos los conocimientos.

Además, el ACCESO PREMIUM te abre la puerta a grandes bonus que hacen la formación un poquito más completa si cabe. Talleres, retos, descuentos, ofertas exclusivas, sorteos y mi libro dedicado que voy a enviar a cada persona que esté dentro de este pase de oro y del territorio nacional, contribuyendo a este cambio social y educativo que tanto nos importa para nuestros hijos.

Estamos acostumbrados a que todo lo relacionado con la educación de los niños tenga precios muy simbólicos -a veces caros, sobre todo si te hacen perder mucho tiempo-.

En esta ocasión hablamos de más de 70 horas de formación -más bonus, extras y talleres- que te permiten aprender con los mejores.

Muchos de nuestros ponentes son conferenciantes internacionales, personas reconocidas con premios, docentes, escritores, profesores de universidades prestigiosas… una hora de formación o mentoría con ellos ya costaría mucho más que el valor que he puesto a todo el congreso. 

Tienes a 72 personas maravillosas que han apostado por crear un contenido único para que aprendas y mejores la relación con tus hijos, con tu familia, ¿qué valor le pondrías a eso?

No puedo decirte que la ponencia sale a menos de 1€ o a que te tomes un café. Quiero que sepas que crear un Congreso de esta magnitud ha supuesto horas de trabajo previo, selección, organización, grabación, edición, montaje… y que luego tienes a tu disposición un servicio de atención al alumno para cualquier cosa que necesites.

Para finalizar me gustaría dejarte con una frase de Derek Bok, presidente de Harvard, que expresa una gran verdad, una frase en la que merece la pena reflexionar:

Si crees que la educación es cara, prueba con la ignorancia

Tenemos la suerte de vivir en el Siglo XXI, la era de la información, con todo lo que vas a necesitar a un clic de distancia, ¿te unes a la revolución?

Me encantaría conocer tus reflexiones, pensamientos, opiniones, sugerencias y cualquier duda que tengas sobre todo esto que te he contado hoy. Me tienes aquí al otro lado, por lo que te animo a que me dejes un comentario que estaré encantada de leer y responder.

Un abrazo y gracias por estar aquí

Photo by Christin Noelle on Unsplash

¿Aún no estás inscrita al boletín semanal de Educar en Calma? ¡No te lo pienses más! Cada semana comparto contenido exclusivo y ofertas especiales para ayudarte en la crianza de tus hijos/as y mejorar la conexión de todos los miembros de la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *