habitación montessori
Cómo preparar una habitación Montessori en 5 pasos

FECHA

Llega un día en el que nuestro bebé, ese que pasaba las horas dormidito en su capazo, encima tuya o que dejabas sentadito en un rincón entretenido con cualquier juguete, cuchara o (pon aquí el objeto que más le guste a tu bebé), despierta.

Despierta y empieza a moverse. Rodando, gateando, reptando… da igual la forma, pero cuando quieres darte cuenta, te ves corriendo tras él por toda la casa y el NO se ha convertido en tu palabra estrella porque todo lo que toca, coge o intenta alcanzar, te parece peligroso para tu hijo, se lo quitas de las manos y en más de una ocasión, por no decir todas, tu bebé se enfada y empieza a llorar.

¿Qué está pasando? ¿Qué le han hecho a mi bebé que no parece el mismo?

¡Enhorabuena! Tu bebé ya está preparado para descubrir el maravilloso mundo que le rodea, explorar todo su entorno e interactuar con él, por lo que te adelanto que si aún no lo has hecho, ha llegado la hora de preparar las estancias de tu hogar para esta nueva etapa, que con la información, recursos y pautas adecuadas, te aseguro que vas a disfrutar un montón acompañando los aprendizajes y progresos de tu pequeño piratilla de salón.

Principios básicos de la filosofía Montessori

Son muchas las consultas que recibo en relación a cómo preparar nuestro hogar para fomentar la autonomía de nuestros hijos, para que sea un lugar seguro y contribuya a su aprendizaje sin tener que hacer una reforma integral en casa, ni grandes desembolsos económicos en mobiliario, materiales, juegos y juguetes, aunque debemos reconocer son preciosos y a nosotros los adultos nos entran por los ojos antes que a los propios niños (que ya te adelanto, van a seguir prefiriendo el mando del televisor o las llaves del coche).

La realidad es que existen muchos mitos y falsas creencias en relación a la pedagogía Montessori, que como siempre digo, para mí es más una filosofía de vida que una pedagogía educativa. Y es que, ni estamos hablando de una metodología elitista, ni cara y mucho menos, poco accesible para cualquier familia.

María Montessori dedicó su vida a la infancia, trabajando durante muchos años con niños de pocos recursos, desahuciados por parte de la administración y la escuela nacional, por lo que podrás imaginar que lo último que pretendía era incidir en las diferencias de clase.

Al trabajar día tras día con los pequeños pudo observar de forma directa e identificar lo que ella denominó como “características universales de la infancia”, unos patrones que se repetían en todos los niños, con independencia de su lugar de nacimiento o cómo hubiese sido educado.

Características universales de la infancia según la Dra. Montessori

A continuación te detallo las 6 características universales de la infancia que nos señalaba María Montessori y que nos van a servir de punto de partida a la hora de preparar la habitación de nuestro pequeño o cualquier estancia de nuestro hogar.

  1. Todos los niños pasan por diferentes etapas de desarrollo.
  2. Todos los niños tienen una mente absorbente.
  3. Todos los niños atraviesan diversos periodos sensibles.
  4. Todos los niños quieren aprender.
  5. Todos los niños aprenden a través del juego.
  6. Todos los niños quieren ser independientes.

Así que, partiendo de estas características y de uno de sus principales lemas que yo siempre llevo por bandera y es “seguir al niño”, respetando sus ritmos, sus periodos sensibles e intereses y estando presentes siempre que nos necesiten, pero sin convertirnos en un obstáculo para su desarrollo, hoy vamos a profundizar, te voy a dar las claves para preparar la habitación perfecta para tu bebé.

Voy a demostrarte que no consiste en tener materiales caros ni bonitos, que muchas cosas las podemos hacer nosotros con poco dinero o reutilizando eso que ya tenemos por casa, solo invirtiendo un poquito de tiempo en adaptarlos y teniendo siempre presente que los niños lo único que realmente necesitan es a ti, tu presencia, cercanía, seguridad, tranquilidad y modelo a seguir. 

Cómo es una habitación Montessori

En primer lugar, debemos tener presente que una habitación Montessori debe cumplir 5 requisitos y son los siguientes:

Practicidad – Armonía – Libertad – Autonomía – Pertenencia

Así que teniendo en cuenta la importancia de cada uno de ellos, vamos a ir profundizando en todos los elementos, para mí indispensables en la mejor habitación para nuestro bebé.

  • Decoración

Es importante que la decoración de la habitación sea minimalista, pudiendo integrar colores, pero sin ser muy llamativos o “chillones”, que mantengan la armonía de la habitación, con pocos estímulos visuales para poder garantizar el descanso de los más pequeños.

  • La cama

Estoy segura que en más de una ocasión has visto esas camitas bajas preciosas de madera, algunas incluso con estructuras que simulan una casita y están geniales, pero realmente aquí lo único que necesitamos es una cama con un buen colchón que le permita subir y bajar solito para ir a dormir, levantarse por la mañana, descansar en cualquier momento leyendo un cuento tranquilamente o desplazarse al baño cuando tengan necesidad de hacer pipí o caca en mitad de la noche y pudiendo hacer la cama ellos mismos cuando son un poquito más mayorcitos. En definitiva, una cama que fomente su autonomía.

  • Un rincón de cuentos

Personalmente me gusta que los cuentos estén siempre presentes en todas las estancias de la casa donde los niños pasen tiempo y, por supuesto, a su alcance. 

Por lo que veo importante que en su dormitorio también tengan un rinconcito de lectura. No es necesario que sea una gran estantería, es suficiente con una simple caja con varios cuentos entre los que puedan elegir libremente, manipular y leer antes de dormir. 

Cuentos que les ayuden a pasar de la vigilia al sueño, llevándolos a la calma y la tranquilidad de conciliar el sueño y descansar.

  • Espacio para juegos y juguetes

Hay hogares en los que la habitación, además de para dormir, es una estancia en la que se juega. Dependerá de nuestra casa y el espacio del que dispongamos, pero siempre podemos conseguir tener todo en armonía y con cada cosa en su lugar.

En estos casos mi recomendación es que sean poquitos los juegos y juguetes que se pongan al alcance del niño, a ser posible de madera y productos naturales, colores neutros y sin sonidos o luces que condicionen a los niños, estímulos totalmente innecesarios que limitan su creatividad y juego libre.

Materiales entre los que pueda elegir con qué quieren jugar, explorar y que cada uno tenga su sitio donde dejarlos solitos cuando acaben de utilizarlos (y sean un poquito más grandecitos), el orden es fundamental para los niños.

Artículos que podemos ir rotando según la etapa en la que se encuentre el niño, sus intereses, la estación en la que nos encontremos… Es importante observar al niño para poder ofrecerle aquello que necesita en cada momento y para lo que está más receptivo, potenciando así su desarrollo.

También es interesante que tenga un espejo en el que el bebé se pueda ir identificando y observando sus gestos, movimientos y rasgos.

  • Armario, acceso a la ropa y complementos

No siempre podemos tener un armario a la altura de los niños para que sean ellos quienes elijan la ropa que se van a poner para salir de casa, pero sí podemos instalar una balda extra más bajita en el armario que ya tenemos o destinar los cajones inferiores de la cómoda a la ropa que habitualmente utilice el niño.

En edades muy tempranas nuestro hijo no van a saber elegir o decirnos qué ropa se quieren poner, pero ya verás como antes de lo que imaginas es capaz de decirnos qué camiseta se quieren poner o cuál no y ayudarnos a la hora de coger el pijama, la toalla y todo lo que necesitamos para ir al baño. Es impresionante todo lo que son capaces de hacer por ellos mismos cuando les dejamos hacer, te animo a comprobarlo.

Al igual que si es posible, está genial poner un espejo en la puerta del armario, a su altura, con un cepillo para arreglarse el pelo y así favorecer su gusto por su aseo personal e independencia.

La casa no es una escuela

Ni debemos pretender que lo sea, por lo que es importante tener claro que muchos de los materiales montessori que tanto nos llaman la atención son más propios de los colegios que de los hogares. En casa los espacios y elementos que integremos deben ser útiles y necesarios en nuestro día a día.

El hogar es un lugar donde todos los miembros de la familia deben encontrarse cómodos e integrados y, para ello, lo principal es tener mucho sentido común para lograr ese equilibrio. 

No hay normas fijas a la hora de montar una habitación o adaptar una estancia a los más pequeños de casa, solo es necesario que nos demos un paseo a cuatro patas para observar a qué tienen acceso nuestros hijos, a que no y querer respetar los ritmos de los niños ofreciéndoles un ambiente preparado para ellos dentro de nuestras posibilidades, que son muchas más de las que pensamos.

Hasta aquí el artículo de hoy, espero que te haya servido de ayuda, resuelto las dudas que tuvieses sobre qué necesitas realmente para preparar una habitación a tu bebé siguiendo los principios de la filosofía Montessori y, sobre todo, que te haya alentado a hacerlo. 

Si te apetece profundizar un poco más sobre el tema, no dudes en contactar con nosotras, estaremos encantadas de asesorarte sobre las formaciones que tenemos disponibles con las que puedes aprender mucho más y pasar de la teoría a la práctica de forma fácil y rápida,  aprovechando los beneficios de Montessori en tu familia. 

¿Tienes la habitación de tu bebé preparada para que tenga autonomía? ¿Habías tenido en cuenta los puntos que te detallo en este post? ¿Cómo crees que podrías mejorarla? Si te apetece, déjame tu reflexión en comentarios, me encantará leerte.                                                                                                                                                                                             

Un abrazo y gracias por estar aquí.

Si necesitas ayuda para entender y aprender a gestionar las necesidades de tu hijo, siempre desde el respeto, sin dejar de lado las tuyas, recuerda que nos tienes aquí a un clic de distancia para analizar tu caso concreto y encontrar junt@s la solución que mejor se adapte a tu situación particular. Tienes a tu disposición nuestro test con la valoración inicial para que sepas qué paso sería el primero que deberías dar para cambiar lo que estáis viviendo en casa.
¿Aún no estás inscrita al boletín semanal de Educar en Calma? ¡No te lo pienses más! Cada semana comparto contenido exclusivo y ofertas especiales para ayudarte en la crianza de tus hijos/as y mejorar la conexión de todos los miembros de la familia
¿Te gustan nuestros artículos y no quieres perderte ninguno? Déjanos tus datos y recibe nuestros artículos directamente en tu correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Educar en Calma
Hola 👋,

¿En qué podemos ayudarte?