vuelta al cole 2021 ¿y si cambiamos de cole o pasamos al cole de mayores?
Vuelta al cole 2021: ¿Y si cambiamos de cole o pasamos al cole de mayores?

FECHA

Por suerte para algunos y desgracia para otros las vacaciones de verano van llegando a su fin, por lo que toca volver a casa, deshacer maletas, empezar a poner foco en retomar las rutinas y prepara todo lo necesario para la vuelta al cole.

La verdad es que tengo que reconocer que esta época del año que estamos acabando es de las que más disfrutamos en casa, son tres meses en los que hacemos más piña aún si cabe y nos centramos principalmente en dejar de lado los relojes, bajar el ritmo y disfrutar de las pequeñas cosas, todos juntos.

Planes como pasar la tarde en nuestra piscina, una de esas cutres de plástico que tenemos, pero que nos regala los mejores momentos de todo el verano, salir a dar un paseo, explorar por el campo o cenar unos bocatas en el patio viendo las estrellas…

Como habrás podido observar, no somos de hacer grandes actividades pero sin duda, exprimimos al máximo el tiempo en familia, disfrutando de lo más maravilloso que tenemos en esta vida, tenernos los unos a los otros.

Todo lo bueno se acaba....

Y como nada es eterno, el periodo vacacional también acaba. Volver poco a poco a la rutina, con más o menos ilusión, recordar dónde habíamos dejado las cosas del curso anterior, hacer recuento y empezar a preparar todos los materiales, libros, ropa y demás cositas que vamos a necesitar para el nuevo curso… Si podemos empezar con una mochila o estuche nuevo, mucho mejor, ¡eso hace mucha ilusión!

También es algo común que los papás y las mamás empecemos a sentir esas hormiguillas en el estómago de cara al nuevo curso, como en todo lo relacionado con nuestros hijos, nos invade la incertidumbre, sobre todo si iniciamos esta nueva etapa o si el año anterior la adaptación fue un poco complicada y nuestro peque pasó unos días o semanas difíciles hasta que cogió el ritmo.

Preguntas del tipo ¿Cómo será en este nuevo curso? ¿Llorará los primeros días? ¿Me echará mucho de menos?, seguro que están rondando tu cabeza estos días.

Consejos generales para la vuelta al cole

Antes de centrarme en el tema en el que me gustaría profundizar hoy, quiero ofrecerte unos consejos generales, aptos para todas las familias.

Tenga la edad que tenga tu peque y la situación que se os plantee este curso, estoy segura que tendiendo en cuenta estas recomendaciones, todo ira muchísimo mejor y os resultará más fácil la temida adaptación:

  • Deja de lado las expectativas. Da igual si el año pasado tu hijo estuvo una semana llorando todos los días al entrar al colegio, si dejó de comer, de dormir o si por el contrario entraba feliz y contento… Que el año pasado las cosas fuesen de una manera no significa que este año vayan a ser igual, olvídate de la experiencia de año anterior y afronta este nuevo curso con alegría e ilusión, contagia a tu peque de ese entusiasmo por la vuelta al cole, intenta fluir, sin presiones, sin miedos y sin condicionantes.
  • Anticípate y háblale mucho de todo lo que va a vivir en septiembre. Céntrate en las cosas positivas del cole, ojo que no significa que tengas que mentir a tu hijo o hija, pero intenta filtrar para no sugestionar al niño/a. Cuéntale que va a volver a ver a sus compañeros, que seguro conocerá a nuevos amigos, que va a jugar en el patio, va a pintar, cantar, aprender, irá de excursión… Tú me entiendes, esas cosas chulas del cole que suelen hacer mucha ilusión.

  • Planifica un periodo de adaptación. No podemos pretender que nuestro hijo tenga una buena experiencia de vuelta al cole si los primeros días está cansado, irritable y sin energía por los cambios de horarios de descanso o incluso de alimentación. Es muy beneficioso empezar a modificar las rutinas y los horarios unos días o semanas antes, adaptar los tiempos a los que tendrá cuando empiece el colegio hace que la experiencia sea mucho más positiva para todos.

  • Como siempre te digo, apóyate en los cuentos infantiles para gestionar esta nueva etapa, también existen un montón de cuentos maravillosos que hablan sobre la vuelta al cole, así los niños entienden mucho mejor y más rápido todo lo que van a vivir a lo largo de la jornada y esas emociones -tanto las positivas como las negativas- que pueden sentir y son normales.

¿Y si cambiamos de cole o pasamos al "cole de mayores"

Dentro de la vuelta al cole hay años un poquito más especiales o que nos crean un poquito más de incertidumbre porque además de volver a las clases, nuestros hijos tienen que vivir un cambio de colegio o el paso al «cole de mayores».

Sois muchas las familias que me pedís consejos sobre cómo afrontar estas etapas cuando os encontráis ante alguna de estas situaciones. Es algo habitual, la alegría es más fácil de acompañar que la tristeza, queremos que nuestros hijos sean siempre felices y que no tengan que vivir momentos desagradables, por lo que nuestro mayor deseo es saber acompañar estos momentos de la forma más beneficiosa para nuestros pequeños, ¿verdad?

Es normal que los niños se sientan un poco perdidos al principio, no conocen a nadie, todas las personas son nuevas, y por regla general no vamos a poder estar con ellos hasta que empiecen a hacer nuevos amigos y conocer al profesor o profesora, lo que les puede generar miedo, vergüenza e incertidumbre.

Vamos a poner nombre a todas esas emociones, vamos a escucharlas, a validarlas y acompañarlas. Puedes hablarle de cómo viviste tú esos momentos, los sentimientos y emociones que tenías, cómo conseguiste hacer nuevos amigos…

Es muy beneficioso para los niños que si tienes la posibilidad, acompañes a tu hijo o hija físicamente al menos los primeros días al colegio, esto le aporta muchísima seguridad, aunque tengan 5, 7 o diez años, te necesita, y está genial saber que nuestros padres están ahí, que te acompañan y te apoyan.

Es fundamental despedirnos siempre de nuestros hijos, tengan la edad que tengan. Por favor, no nos demos la vuelta y huyamos, es entonces cuando sufren de verdad, estábamos ahí, se han dado la vuelta y hemos desaparecido, eso sí que da miedo.

Y sé que es doloroso irte mientras tu hijo se queda llorando, sería estupendo que en las adaptaciones escolares nadie llorase, la verdad es que sería una auténtica adaptación, pero no siempre se puede, ya sea por el centro, las familias o la conciliación, por lo que recuerda, despídete siempre de tu hijo/a, cuéntale lo que va a hacer y que dentro de unas horas papá, mamá o la abuela vendrá a recogerle y le llevará un ratito al parque, por ejemplo.

Debemos fijarnos mucho en nuestro pequeño, porque habrá cosas que nos cuente y otras que no, tienes que estar atenta a las señales, si no habla, deja de comer, si llora mucho, si pasa la tarde pidiendo estar entre nuestros brazos, si duerme peor, si tiene algún retroceso en relación al control del esfínteres, su forma de hablarnos, cuando son un poco más mayores empiezan a hablarnos de una forma más irritable y podemos detectar que hay cierto nivel de estrés….

Mucho acompañamiento, mucho cariño, muchos abrazos y como siempre te digo, que el mensaje de amor incondicional le llegue siempre.

Haz equipo con el profe o la profe de tu peque, pasan 10 meses con nuestros hijos intentando enseñarles, no solo la programación del curso, si no educando con valores, y en muchas ocasiones en condiciones que no son las optimas porque tienen ratios muy altas y pocos apoyos, pero están llenos de ilusión, tienen muchas ganas y mucha entrega por un trabajo que les apasiona y una tremenda responsabilidad intentando sacar lo mejor de cada alumno.

A los profesionales de la educación no puedo más que darles las gracias por su saber estar, dedicación y entrega. Por acompañar a nuestros pequeñines, que sienten miedo, están cansados, malitos, a veces no quieren estar allí y ellos siempre, con buenas dosis de paciencia y entrega, sostienen, enseñan y organizan a todos los niños, intentando darles a cada uno lo que necesitan en cada momento.

Paciencia, calma y mucho amor

Hablemos con ellos con tranquilidad, con naturalidad y quitando presión, a fin de cuentas el inicio del nuevo curso puede ser motivador por muchas cosas, así que por favor, pensamiento en positivo.

Como anteriormente te he dicho, escuchar con atención lo que te cuenta del cole, de sus compañeros, de su día a día, es muy importante validar sus emociones, es normal que los primeros días estén un poco más triste, más cansado o que ya quieran volver a estar de vacaciones.

Y si vemos que pasan los días y nuestro hijo no termina de estar bien, habla con él o ella, puedes pedir una tutoría por si hay algo en el cole que le preocupe o que no hayamos tenido en cuenta, a veces una pequeña cosa hace que los niños estén preocupados y sientan malestar.

Como padres, confiar en vuestros hijos, son unos seres maravillosos y están preparados para dar el paso.

Hasta aquí el artículo de hoy, espero que te ayude y te de un poquito de paz para afrontar con seguridad y tranquilidad la vuelta al cole de tu pequeño o pequeña.

Si necesitas orientación y ayuda en este tema, me tienes a tu disposición en las asesorías familiares, dónde podemos adaptarnos a tu caso concreto y buscar soluciones a vuestros retos o preocupaciones, de una forma respetuosa tanto para ti, como para tu familia. Puedes pedir una sesión de valoración gratuita aquí.

¿Con qué sentimientos afrontas la vuelta al cole de tus hijos? ¿Qué miedos o incertidumbres tienes en relación a la adaptación escolar? Tengo muchas ganas de leer tu comentario para saber si te ha ayudado, si te ha inspirado, si te resulta útil y poder seguir ofreciéndote contenido adaptado a lo que realmente necesitas.

Un abrazo y gracias por estar aquí,

Photo by Element5 Digital on Unsplash

¿Aún no estás inscrita al boletín semanal de Educar en Calma? ¡No te lo pienses más! Cada semana comparto contenido exclusivo y ofertas especiales para ayudarte en la crianza de tus hijos/as y mejorar la conexión de todos los miembros de la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *