3 errores comunes sobre la educación de nuestros hijos

FECHA

¡Buenos días! ¿Cómo estás? Hoy después de varias semanas liada con el tema de los cambios en la web (espero que te haya gustado y la veas bonita). Hoy te traigo un artículo con 3 errores comunes sobre la educación de nuestros hijos porque son muchas las preguntas que recibo en mi bandeja de entrada y quería dar respuesta en conjunto a un problema real al que nos enfrentamos los padres.

¡Nadie nos enseña a ser padres! Es la primera carrera en la que primero obtenemos el título y luego tenemos que aprender. ¡Y, además, sobre la marcha! Así que hoy te cuento 3 errores comunes sobre la educación de nuestros hijos y espero, de corazón, que te sirva.

  • No pensamos que es una carrera de fondo

Cuando estamos esperando a nuestro primer hijo, todo lo queremos hacer bien, intentamos sacar tiempo para aprender cosas, queremos que todo sea perfecto y nos marcamos unas expectativas que poco -o nada- tienen que ver con la realidad: no diremos palabrotas en casa, los niños serán educadísimos e irán siempre limpísimos, no dejaremos que saquen un juguete sin haber recogido lo anterior, no verán la tele, comerán todo eco, no tomarán salchichas Frankfurt…

Y luego, vivimos. Vivimos con un ritmo en el que no siempre tenemos la casa perfecta. Los niños van limpios pero la ropa no siempre está planchada, llegamos por los pelos a la revisión de los tres años y, si no sabemos qué cenar esta noche, igual la idea de las salchichas no es tan mala…

Tenemos toda la vida para ser padres y eso requiere de tener energía para poder disfrutar con ellos, así que hay que intentar facilitarnos la vida para que ellos también estén más relajados, ¡qué ser niño no es tan sencillo! Así que piensa que esto es una carrera de fondo.

  • No siempre nos ponemos en el lugar adecuado

Nuestros hijos son muy importantes, el proyecto más importante en el que nos hemos embarcado jamás, pero necesitan PADRES FELICES.

Y esto implica no dejar de lado a nuestra persona con sus gustos, aficiones, ejercicios, lecturas, deportes… No, no me entiendas mal. La vida cuando eres padre o madre da un giro radical de 180º, lo pone todo del revés. Personalmente, el cuerpo me ha pedido maternaje durante muchos meses y se lo he dado. He tenido la suerte de poder estar con mis hijos todo el tiempo que ellos han querido (han pedido ir al cole).

Y he sido la última de mis prioridades durante mucho tiempo, demasiado. Pero toqué fondo. No me sentía bien conmigo misma, con mi físico, con mi actitud ante la vida y decidí que eso no podía ser, así que introduje el deporte en mi vida, el tener un ratito para cuidar de mí misma y puedo decirte, muy orgullosa, que en casa se ha notado. ¡Con decirte que hasta los niños quieren hacer yoga y running! El auto-cuidado es fundamental, de verdad.

  • Tú eres el mejor padre /la mejor madre para tu hijo

A veces me da la sensación de que nos falta confianza en nosotros mismos. Somos unos padres maravillosos, queremos a nuestros hijos y lo hacemos lo mejor que podemos. Así que ha llegado el momento de quitarnos la mochila de la culpa y de asumir, con responsabilidad, que nuestros hijos tampoco son perfectos, tienen sus momentos buenos, sus momentos de enfado… y está bien así. Está bien acompañarlos de esta forma, entendiendo que somos una familia imperfecta pero que nos queremos por encima de todo, nos apoyamos y debemos respetar nuestra individualidad, adquiriendo habilidades para la vida.

¿Alguna vez pensaste que tendrías tanta paciencia? Yo no, la verdad. Siempre me he caracterizado por lo contrario, ¡y aquí estoy! ¿Alguna vez pensaste que tendrías tanta resistencia física como para aguantar sin dormir tanto tiempo? Yo llevo años sin dormir del tirón y, sin embargo, lo llevo decentemente bien con mi té calentito por la mañana ?

Así que espero que este correo te sirva para ganar confianza en ti mismo y que veas que todos, antes o después, tenemos dudas sobre la educación y crianza de nuestros hijos. Todos somos humanos y estamos en el mismo barco. La crianza no es sencilla. Sobre todo, porque no hay medidas que apoyen la conciliación real, pasar tiempo con los niños, conocernos más y mejor. Pero podemos encontrar calma y serenidad en el proceso con información, con ayuda si es necesaria y, sobre todo, teniendo fe. Nuestros hijos crecen deprisa, así que, como siempre os digo, seamos sus mejores modelos, que cuando no estemos y se acuerden de nosotros, piensen que fuimos honestos y coherentes, buenas personas, generosas, sinceras, humildes…

Os dejo con un vídeo que uso en mis talleres y con el que aún me emociono al verlo.

 

https://www.youtube.com/watch?v=5JrtpCM4yMM

 

Quedaos con el final, hay esperanza en el mundo en la medida en la que nosotros la creamos

Un abrazo y gracias por estar aquí,

1 comentario en “3 errores comunes sobre la educación de nuestros hijos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *