699-06-88-31
educarencalma@gmail.com

Blog

8 Jul 2016

#UnCasoReal: ¿Cómo volver a ser su madre?

/
Posted By
/
Comments2

Hace unos días recibía en la bandeja de entrada un correo electrónico que me dejó el corazón en un puño y la mente pensando, activa, inquieta. ¿Cómo ayudar a otra madre? Pues quizá lo mejor es dejar a un lado la parte de “profe” y responder como madre; a fin de cuentas también lo soy y puedo entender todo los miedos y dudas que el mensaje traía escondidos.

En primer lugar darle las gracias a C. por confiar en mí; espero que mis palabras, si no dan con la solución, al menos logren liberarla de miedos y culpas, y pueda ayudarla a sentirse mejor persona y madre. Os dejo sus palabras para poneros en situación:


¡Hola!

Por motivos legales, tuve que dejar a mi hija al cuidado de mis padres desde los 2 años hasta ahora que va a cumplir 6 y ya comenzamos a vivir juntas de nuevo. La educación que le dieron mis papás, es a la antigua con gritos y azotes y régimen pseudo-militar. Ahora… llega a mis manos donde yo soy una persona que practico el budismo, soy vegana y entiendo el amor desde otro lado. ¿Sabes de algún libro que me pueda ayudar a enseñarle que la vida es de otra forma? Hablando mal y pronto, quiero deshacer todo lo que le han enseñado porque es una niña que no juega, que no tiene, que… ¡que no es niña! Yo sabía ser madre de una niña de 2 años porque evolucionamos juntas pero… en estos últimos años yo no aprendí a ser madre y me quedé ahí, en los 2 años y ahora tengo miedo de no saber ser madre de una niña de 6.

Agradecería cualquier consejo y si sabes de alguna lectura que me pueda ayudar.

Desde ya, muchísimas gracias.

Namasté


En primer lugar darte la enhorabuena por volver a convivir con tu hija. Entiendo perfectamente tus sentimientos encontrados de alegría e ilusión, por una parte, y miedos y dudas, por otra, a la hora de hacerlo bien. Me encantaría poder mirarte a la cara y decirte que eres la mejor madre para tu hija, así que lo harás fenomenal. Confía en ti. Nadie quiere más a tu hija que tú y sabrás aportarte la luz que necesita para hacerla brillar.

Los abuelos en muchas ocasiones nos ayudan mucho, nos echan una mano en la crianza y nos “liberan” en algunos momentos para que podamos conciliar, respirar o tomarnos un “break”. Entiendo que han intentado hacerlo lo mejor que sabían. En ningún momento voy a juzgar su educación con tu hija. La responsabilidad a la que se han visto sometidos también es muy alta y creo que sería injusto por mi parte emitir un juicio de valor. Confío en que todas las personas intentamos hacerlo lo mejor que sabemos, aunque a veces cometemos errores.

En estos años has cambiado de vida, de hábitos alimenticios y de estilo espiritual. Te quedaste con una niña de dos años y recuperas a una hija con seis que, evidentemente, trae una serie de hábitos de vida que pueden ser más afines a ti o no.

Ahora ha llegado vuestro momento. Debéis conoceros nuevamente, hablar, abrazaros y quereros. Imagina –aunque sea difícil, soy consciente- que te acabas de encontrar con un bebé recién nacido. También necesitaste tiempo para conocer a tu hija cuando nació y aprendisteis a entenderos. Ahora tienes la ventaja de que tiene desarrollado el lenguaje y puedes dialogar con ella, llegar a acuerdos, reflexionar sobre la vida.

Encontraréis la fórmula que os haga sentir bien a la una con la otra, ya lo verás. Confía en ti y confía en ella. Igual al principio, por la dinámica que ha tenido, no entiende que haya cosas en las que pueda opinar, ser responsable, elegir, decidir… Tranquila, enseguida vemos los beneficios de tener libertad y la valoramos mucho.

Sobre libros, te he seleccionado unos cuantos que hablan de amor, para que siempre esté presente en vuestras lecturas, también tienes alguno de emociones (para expresarlas y normalizarlas) y sobre los miedos –que puede ser que os venga bien hablar sobre ellos-. También te he elegido uno sobre meditación con niños. Tiene muy buenas críticas y es posible que os venga bien si tú también practicas meditación, yoga… Son cosas bastante afines al budismo.

Espero que te haya ayudado y, para cualquier cosa, puedes contactar conmigo en el correo electrónico. ¡Gracias y mil veces gracias por haberme escrito!

Si alguno quiere aportar algo a C. puede hacerlo dejando un comentario en este post. Podéis dejar por escrito vuestras experiencias personales, consejos o si tenéis algún libro para este caso que penséis que le puede venir bien. ¡Gracias por vuestras aportaciones!

Un abrazo y gracias por estar ahí,

2 Responses

  1. Carolina

    Gracias! Me saltan lagrimas cuando leo tu post, por el apoyo y la energía que me trasmite. Gracias por tomarte un tiempo y dedicarle un post a mis miedos y angustias.
    Me quedo con esta frase “Ahora ha llegado vuestro momento. Debéis conoceros nuevamente, hablar, abrazaros y quereros.”

    Voy a descargar en el kindle estos ebooks y leerlos, leerlos, leerlos…
    Abrazo al alma.
    Namasté

Comenta y comparte tu opinión

A %d blogueros les gusta esto: