699-06-88-31
educarencalma@gmail.com

Blog

8 Feb 2018

3 consejos para no perder los nervios con nuestros hijos

/
Posted By
/
Comments4

Perder los nervios con los niños no es difícil. Bueno, quizá si estás pensando en tu bebé recién nacido, ahora sí consideres que es difícil. Pero cuando son un poco más mayores y repites las cosas a menudo y parece que no te escuchan, y tienes prisa, y no llegas al trabajo y, y, y… parece que es más sencillo.

¿Por qué perdemos los nervios?

En muchas ocasiones perdemos los nervios porque estábamos ya nerviosos, o porque hemos apurado demasiado el tiempo, porque no hemos gestionado bien las actividades o porque no les hemos dicho a nuestros hijos qué es lo que esperamos de ellos para solucionar el asunto que nos preocupa.

En otras ocasiones lo que ocurre es que los que están nerviosos o enfadados o con rabia, son ellos, y si no estamos bien al 100% es fácil que nos contagiemos de sus nervios y terminemos haciendo cosas que NO queremos hacer con ellos.

Los consejos

Así que, si últimamente te encuentras con que pierdes a menudo los nervios con tu hijo o hijos, te invito a que leas estos tres consejos:

  1. Respira y piensa que será niño sólo una vez. Sí, es posible que cuando estés notando que te empieza a subir la sangre hirviendo a la cabeza, razonar y ponerle cordura al asunto parezca complicado, pero piensa que tú eres el adulto y él solo es un niño que te necesita, sobre todo, cuando está “perdiendo los papeles”
  2. Autocuidado. ¿Cuánto hace que no sales a dar un paseo en soledad sin niños demandando a tu alrededor? ¿Cuánto tiempo llevas postergando ese libro que tanto te apetecía leer? ¿Cuánto hace que no haces algo de deporte para sentirte bien contigo misma? Sí, lo sé, yo también me he puesto en último lugar durante mucho tiempo y, ¿sabes qué? Los niños están fenomenal durante la hora que yo estoy en yoga o el rato que invierto en ponerme las mallas y salir a correr. Así que apunta en la agenda familiar un ratito para ti, para cuidarte y así poder cuidar mejor
  3. Somos su modelo, no lo olvides. Si después de respirar e intentar tranquilizarte ves que te estás poniendo nerviosa, es mejor que te alejes de la situación problemática y te tomes lo que en Disciplina Positiva llamamos “tiempo fuera positivo” con el fin de conectar tu cerebro, poner distancia y así enfrentarte al problema buscando soluciones y no culpables. Además, piensa que somos sus modelos a seguir, ¿cómo van a aprender a controlar su enfado si ni nosotros los adultos somos capaces de hacerlo?

Ánimo, puedes conseguirlo

Estoy segura de que, poco a poco, aprendiendo a conocerte mejor y más profundamente, serás capaz de ver qué es lo que te altera con tus hijos y cómo te gustaría gestionar la situación. Aprovecha cada oportunidad que tengas en tu día a día para trabajarte y pulir aquellas cosas que no te gusta como las gestionas y disfruta de la crianza y educación de tus hijos. Es una etapa gratificante y dura a partes iguales 😉

Espero que estos 3 consejos para no perder los nervios con nuestros hijos os sirvan. Si quieres añadir alguno más, puedes dejarlo en los comentarios. Y si estás pasando por algún momento en el que sientes que necesitas un poquito de ayuda para afrontar la crianza y educación de tus hijos de otra manera, puedes contactar conmigo para un servicio de asesoría familiar y te ayudaré todo lo que pueda

Un abrazo y gracias por estar ahí,

4 Responses

  1. Gracias por los consejos. Los tendré muy presentes porque últimamente pierdo los nervios demasiado rápido ainss
    Menos mal que nos queremos y siempre acabamos en abracito

  2. Carolina

    Aveces me pregunto..por qué..?si es culpa.mia.por no saber gestionar..su mal humor..su cansancio..el mío..todo es un cocktail molotov.. gracias

Comenta y comparte tu opinión

A %d blogueros les gusta esto: