699-06-88-31
educarencalma@gmail.com

Blog

22 Oct 2016

Día 20: Agradecer profundamente

/
Posted By
/
Comments1

He dejado este tema para casi el final del reto #21diasdeeducarencalma porque yo os debo muchos agradecimientos profundo y sereno. Además, no quería que se acabara el reto sin valorar, de forma positiva, lo que implica el agradecimiento y lo importante que es que transmitamos a nuestros hijos la idea de agradecer, más allá de la connotación religiosa que, a veces, la gente le pone.

Agradecer, un gesto que debería de enseñarse desde el principio

Y es que agradecer debería ser una parte de nuestras acciones diarias más habituales. Pero no me estoy refiriendo al hecho de decir “gracias” casi de forma rutinaria o sin sentido.

Me refiero al hecho de agradecer, profundamente, por lo afortunados que somos.

Es algo que no se suele enseñar en la escuela y que pocas veces en la vida nos sentamos a pensar en la suerte que tenemos con las pequeñas cosas de la vida.

En América, por ejemplo, celebran el “Día de Acción de Gracias” y agradecen en la cena lo afortunados que son por esos alimentos, por la familia que les rodea, por las cosas que tienen…

En España, sin embargo, no tenemos demasiada tendencia a agradecer que cada día tenemos algo para comer.

Nuestros hijos crecen pensando que eso es lo normal. Y, afortunadamente, en nuestros casos, esto es así, pero no debemos olvidar nunca que hay gente que no tiene nada y no hizo nada para merecer menos que nosotros.

Sentarnos en una mesa rodeados de familia que nos quiere, ya es una suerte. Recordárselo a nuestros hijos o hacérselo ver puede ser el cambio que este mundo necesita para ver con los ojos del corazón.

El agradecimiento es una actitud ante la vida

Creo que el agradecimiento es una actitud ante la vida que nos hace ser más positivos, más felices e, incluso en niños, hace que tengan mejores resultados académicos.

A veces tenemos tantas cosas que no somos capaces de valorar todo lo que tenemos.

¿Os habéis fijado en la cantidad de juguetes que tienen nuestros pequeños? Igual deberíamos tener menos cosas para que puedan estar agradecidos -y no aburridos- de lo que tienen.

Ya hablamos de la parte de regalar experiencias hace unos días y os contaba lo importante que es que los niños aprendan a estar agradecidos por cosas intangibles. Pasar tiempo con ellos es una parte que deberían agradecer mucha más que el juguete que esté de moda, ¿no creéis?

Estas habilidades sociales y emocionales se transmiten siendo nosotros los modelos de buenas conductas. Así que el reto va para todo el núcleo familia: ¿por qué no nos esforzamos en ser agradecidos? Puede ser con una tarta, una carta, un mensaje… Buscar palabras, emociones, regalar tiempo…

¿Qué os parece? Os animo a practicar el agradecimiento profundo y sincero para mejorar nuestras relaciones con las personas que tenemos cerca y también para que el mundo mejore 🙂

Como cada día, os espero en el grupo de Facebook y en Instagram con vuestras imágenes 😀

Un abrazo y gracias por estar ahí,

Guardar

Guardar

1 Response

  1. dacilmp

    Totalmente de acuerdo. Me encanta que la gente tenga detalles conmigo o me cuide y por ello les estoy muy agradecida 😀

Comenta y comparte tu opinión

A %d blogueros les gusta esto: