699-06-88-31
educarencalma@gmail.com

Blog

3 Oct 2016

Día 1: Recuerda la primera vez

/
Posted By
/
Comments2

En este mundo caótico y lleno de prisas y estrés es habitual que la tarea de ser padres y educar se nos haga un poco grande, no siempre, pero sí a veces. Y es normal.

Pero empiezas este reto de #21diasdeeducarencalma con la intención de aprender a disfrutar de ti, de tus hijos y de su educación. ¿Verdad?

Vamos a aprender a mirar todo lo positivo que tenemos a nuestro alrededor. Vamos a llenarnos de energía y a intentar educar desde el amor y el respeto que les debemos a nuestros hijos.

Así que vamos a empezar con esta imagen.

La primera vez

¿Recuerdas la primera vez que viste a tus hijos? Ese sentimiento de amor profundo ante un ser tan delicado, frágil y fuerte a la vez, con una vida por delante que acompañar…

A mí se me ponen los pelos de gallina aún cuando pienso en que algo tan maravilloso pudo salir de mi, de la conjunción del amor.

Ese primer momento lleno de endorfinas -las hormonas del amor- sintiendo un amor a primera vista que nos hace olvidar el parto y centrarnos en la familia que estamos creando -o aumentando-.

Búscala en tu interior y llénate de ese amor tan profundo y especial que sentiste en aquel primer momento.

¿Te da paz? Pues quédate con ese sentimiento durante el día de hoy y, si en algún momento tienes que decirles algo a tus hijos -bueno o malo-, trae ese sentimiento antes de comenzar a hablar.

Hoy vamos a mirarlos como lo que son: niños que esperan que sigas protegiéndolos, enseñándoles el camino y que te miran como “modelo de buenas conductas”.

Tienes el grupo de Facebook esperando leer tus reflexiones sobre esta primera vez y también esperamos tus imágenes en Instagram con el hashtag #21diasdeeducarencalma para que cuelgues la imagen que te ha hecho sonreír al leer este texto o aquel primer momento en el que tuviste a tu pequeño en brazos.

¡Feliz día, <3!

Un abrazo y gracias por estar ahí,

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

2 Responses

  1. La primera vez que vi a mi hijo tuve un sentimiento de amor verdadero, amor puro; un amor que no había sentido hasta ese momento. Y aún hoy sigo teniéndolo, cada día aprendiendo a vivir con esta nueva forma de amar. Ese momento lo puedo reproducir en mi mente una y otra vez, y de hecho me encanta hacerlo.
    Muchas gracias por este reto, creo que va a ser increíble hacerlo. Un beso

Comenta y comparte tu opinión

A %d blogueros les gusta esto: